Los catalanistas son víctimas de su pro

Los catalanistas son víctimas de su propia medicina. En una sociedad tan sumamente compleja como la nuestra, en la que personas que provienen de contextos muy diferentes tienen que convivir entre sí, la reivindicación de “derechos históricos” y cosas parecidas no sólo es antidemocrática sino completamente ajena a la realidad. El catalanismo gobernante, el nacionalismo separatista en general, ha institucionalizado unos modos y unas prácticas esencialmente fascistas, negadores del diálogo, contrarios a los argumentos razonados, amparados en planteamientos sesgados que hacen bandera del chantajismo y de los trapicheos políticos. El nacionalismo ha sido y sigue siendo uno de los mayores obstáculos de la democracia española. No en vano, los dos partidos que han surgido con una voluntad regeneracionista, Ciudadanos y UPyD, provienen de la resistencia cívica contra las diferentes formas que adquiere el nacionalismo en nuestro país.

Sé el primero en comentar en «Los catalanistas son víctimas de su pro»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »