El Gobierno estudia la jubilación obligatoria a los 67 años a partir de 2013

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho (Efe).Corbacho rechaza llegar hasta los 70 años

Está previsto que el Consejo de Ministros apruebe mañana las medidas que propone el Ejecutivo de reforma del sistema de pensiones para, posteriormente, ser debatidas en la Comisión del Pacto de Toledo. El Gobierno debe concretar su propuesta sobre la edad de jubilación, que tendrá como objetivo “el mantenimiento del sistema de la Seguridad Social y de protección social”. Según informa Colpisa en su página web, el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, defiende posponer la edad de jubilación de los 65 a los 67 años, pero no será hasta 2025 cuando los trabajadores tendrán que permanecer dos años completos más en su puesto para poder retirarse y cobrar el cien por cien de la prestación.

La medida responde a que las tesis de la vicepresidenta segunda y responsable de Economía, Elena Salgado, han ganado a las del titular de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, contrario a alargar la vida laboral. Corbacho, ha descartado que el Gobierno piense aumentar hasta los 70 años, desde los 65 actuales, la edad legal de jubilación, pero eludió precisar la fecha exacta a la que finalmente se retrasará la marcha de los trabajadores. Según el titular de Trabajo, “ni el Gobierno ni el Ministerio de Trabajo han contemplado en sus estudios ampliar la edad de jubilación a los 70 años”. La iniciativa figura en el documento que el viernes aprobará el consejo de ministros para trasladar al Parlamento, a los agentes sociales y a la CEOE -con quienes el Ejecutivo tiene abierta una mesa de diálogo social tripartita para reformar el mercado laboral y el de las pensiones- y concluir la próxima reforma de las pensiones en un plazo no demasiado largo. Zapatero espera con esta demora acallar las voces de instituciones y organismos internacionales que claman porque el Gobierno español “haga algo” que garantice la viabilidad del sistema público de protección social.

El retraso comenzaría a aplicarse en 2013. Los trabajadores que en esa fecha cumplieran los 65 años y quisieran dejar su actividad laboral tendrían que continuar dos meses más para poder jubilarse. Para quienes alcancen esa edad en 2014, la espera sería de cuatro meses; en 2015, de seis meses; en 2016, de ocho meses; y así sucesivamente hasta 2025, ejercicio en el que la edad legal para el retiro sería a los 67 años. No obstante, fuentes próximas al Gobierno apuntaron que la ‘letra pequeña’ de la aplicación progresiva de la demora todavía podría variar a criterio del presidente.

En la rueda de prensa posterior a la primera jornada de trabajo de la Reunión Informal de Ministros de Empleo y de Seguridad Social de la Unión Europea (UE), Corbacho recordó que el sistema público de pensiones goza de una “magnífica salud” y ha puesto como ejemplo que, a pesar de la crisis, la Seguridad Social cerró 2009 con un superávit de unos 8.000 millones de euros. Asimismo, dijo que el Fondo de Reserva de la Seguridad Social, la conocida como hucha de las pensiones, cuenta con más de 60.000 millones de euros.

El titular de Empleo añadió que, según la previsión del Gobierno, las pensiones están garantizadas hasta 2030 con el Fondo de Reserva. Esto no significa, ha matizado, que no haya que aplicar reformas para garantizar que los que accedan a la jubilación dentro de 15 años lo hagan con “las mismas garantías que ahora”. 

El Confidencial (28.01.2010)

Sé el primero en comentar en «El Gobierno estudia la jubilación obligatoria a los 67 años a partir de 2013»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »