El nacionalismo separatista ha pergeñad

El nacionalismo separatista ha pergeñado toda una pléyade de tópicos o lugares comunes que actúan como armas arrojadizas frente a cualquier ofrecimiento de un debate racional. «Balanzas fiscales», «derechos históricos», «normalización lingüística», «expolio fiscal» son términos vacíos o rellenados con la basura ideológica tras la que siempre se esconden los peores instintos del ser humano. Otros conceptos, como el de «autodeterminación», han sido completamente despojados de su noble significado para vestirlos con un disfraz que los coloca al servicio de las elites más reaccionarias. Los restos de feudalismo son obviamente inaceptables en una sociedad democrática. Fue precisamente la lucha contra el Antiguo Régimen, contra los privilegios, la que dio nombre y contenido a la izquierda política. Que los manejos de una panda de oportunistas con los sectores más rancios presentes en nuestro país continúen perpetuando este arcaísmo es una auténtica vergüenza. Y mientras sea UPyD el único partido con posibilidades reales que denuncia estos hechos y pretende cambiar la situación, todos los progresistas en España casi tenemos el deber moral de apoyar a esta opción política.

Sé el primero en comentar en «El nacionalismo separatista ha pergeñad»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »