Uno de los grandes fallos del modelo del

Uno de los grandes fallos del modelo del PSC en la Generalitat y en el Ajuntament de Barcelona es la gestión de la administración pública como si fuera una empresa, con constante designación a dedo de cargos directivos bien retribuidos (dependientes de quienes les han apadrinado) y profundizando en la brecha respecto a los funcionarios mal retribuidos y que, sin embargo, han accedido mediante procesos que garantizan el mérito y la capacidad (independientes del poder político). Ahí radica un error fundamental: hay que desmitificar la creencia en la mayor eficacia de la administración cuando actúa sujeta a las normas privadas, confundiéndose con una supuesta mayor eficacia del sector privado sobre el público.

Sé el primero en comentar en «Uno de los grandes fallos del modelo del»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »