La prueba del nueve

Albert BoadellaRáfagas vespertinas del director

Tertulia entre amigos. Siempre aparece el tema reiterativo. Hay quien tiene esperanzas sobre un futuro distinto que convierta a Cataluña en la anhelada tierra prometida. Resulta curiosa esta quimera tan extendida y al mismo tiempo tan distanciada de la realidad cotidiana. Mantener tales expectativas podría considerarse plausible de no haber existido ningún indicio práctico de los delirios nacionalistas. Pero la prueba del nueve de lo que significaría esta hipotética situación ya ha sido hecha. Y no una sola vez. Se vivió durante la república, en la guerra civil, y a partir de la transición, en distintas versiones.

¿Alguien con dos dedos de sensatez puede esperar que una Cataluña independiente mejoraría lo que estamos viviendo con el tripartito? Hay que ser candoroso para pensar que por el solo hecho de ser un estado aparecerían personajes de mayor calado que los Montilla, Carod o Saura. No creo que un ejército propio o toda la pasta en casa, fueran garantías de una mejor gobernabilidad. El resto, es lo que ya tenemos y con lo cual se puede comprobar a diario hasta donde se ha llegado en sordidez. Ni lo más sencillo que es un medio de comunicación escrito en catalán se ha conseguido. Solo abominables libelos al servicio del régimen, como el Avui, Punt Diari, Nou 9 o Regio 7. Corrupción, paro y fracaso escolar, en idénticos niveles al resto del enemigo Español. Una sanidad masificada y un territorio desvastado por un urbanismo salvaje.

No hace falta ser futurólogo para prever el resultado de la idealizada secesión. Y a pesar de una realidad tan patente, sigue subsistiendo un automatismo cíclico que suspende cualquier atisbo de sensatez entre los ciudadanos. Hay que admitir que el auténtico rasgo diferencial de este territorio es hoy la abundancia de sátrapas que viven del cuento y los millones de ilusos dispuestos a ser embaucados por sus argumentos. Esto es lo que hay.

Hasta la próxima… si Dios quiere.

Albert Boadella

blog de Els Joglars (7.01.2010)     

 

Sé el primero en comentar en «La prueba del nueve»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »