Aquí, en Cataluña, lo curioso y lo pen

Aquí, en Cataluña, lo curioso y lo penoso del tema es que algunos eramos, hace unos años, los ‘rojos de mierda’ del artículo de Pérez-Reverte, y, ahora, somos el ‘muchacho de la escuela de idiomas de Palma de Mallorca’. Defendíamos, entonces, y defendemos, en estos momentos difíciles, la tolerancia y respeto por el uso normal de los idiomas oficiales; es decir, el bilingüismo real. Estos día, el Ayuntamiento de Barcelona ha aprobado inicialmente el ‘Reglamento de Uso de la Lengua Catalana’ (BOP de 23.11.2009), en el mismo se recogen ‘perlas’ como la siguiente que, en mí opinión, atentan contra la libertad personal y la cooficialidad: “Art. 7. En les seves comunicacions administratives orals, el personal de l’Ajuntament de Barcelona ha d’emprar la llengua catalana, llevat que l’administrat o l’administrada demani ser atès/atesa en castellà. (…) Art. 15. Els càrrecs de l’Administració municipal, siguin o no electes, s’han d’expressar normalment en català en els actes públics celebrats i les actuacions fetes dins l’àmbit lingüístic català, quan la intervenció sigui per raó del càrrec o representin la corporació sense perjudici d’utilitzar també altres llengües”. Ante el avance de la imposición lingüística sólo nos cabe esperar una sentencia favorable del TC… y, de no ser satisfatoria esta, la desobediencia civil… so pena del ‘chivatazo ejemplar’. Sólo nos queda ser valientes, so pena de ser expedientados, o peder nuestra dignidad.

Sé el primero en comentar en «Aquí, en Cataluña, lo curioso y lo pen»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »