En casa y con los suyos

En casa y con los suyos“Si te nombran, te protegen” 

Recibí un mensaje por SMS a las 03.44 de la madrugada de ayer;  venía de El Aaiún: “Gracias rosa a usted y a todos que le apoyan. sus hijos son muy feliz. como nosotros”

Va para todos los que defendéis sin denuedo y siempre la causa justa.

Aminetu está en casa. A pesar del Gobierno de España.

HIJOS DEL SOL Y DEL VIENTO

Aún vivimos en las esquinas

de la nada

entre el norte y el sur de las estaciones.

Seguimos durmiendo

abrazando almohadas de piedra

como nuestros padres.

Perseguimos las mismas nubes

y reposamos bajo la sombra de las acacias desnudas.

Nos bebemos el té a sorbos de fuego

caminamos descalzos para no espantar el silencio.

Y a lo lejos

en las laderas del espejismo

todavía miramos, como cada tarde

las puestas de sol en el mar.

Y la misma mujer que se detiene

sobre las atalayas del crepúsculo

en el centro del mapa nos saluda.

Nos saluda y se pierde

en los ojos de un niño que sonríe

desde el regazo de la eternidad.

Aún esperamos la aurora siguiente

para volver a comenzar.

MOHAMED SALEM ABDELFATAH, EBNU.

blog de Rosa Díez (19.12.2009)

Sé el primero en comentar en «En casa y con los suyos»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »