Cuando la Iglesia se convierte en antrop

Cuando la Iglesia se convierte en antropología mediante el proceso de secularización de la religión se llega al caso límite de dar paso a una concepción y a una vida religiosa en las que lo profano queda sacralizado y como divinizado donde idolatrar lo temporal, reduciendo la aspiración religiosa del hombre y la práctica religiosa a ocuparse y preocuparse sólo de lo temporal. Así tenemos estos sacerdotes nacionalistas que reducen su acción apostólica a lo político, promoviendo lo temporal y reduciendo sencillamente a segundo plano, su verdadera y más urgente misión, que es la de promover el culto de los valores sobrenaturales, afanándose, sobre todo, por la salvación eterna de los hombres. ¿A qué viene, pues, tanto empeño por temporalizarse, y dedicarse a aquello para lo que no se está consagrado, dedicándose a ello de un modo absorbente o predominante? Solo resta decir a estos sacerdotes nacionalistas que les falta Fe verdadera, esperanza cierta y Caridad perfecta para con TODOS. Las injusticias mentiras y las violencias contra Mons. Munilla, no se ejercen de modo evangélico sino demagógico e intemperante no hace más que aumentar la agitación, la zozobra y la división en la Iglesia. ¿Causa de todo ello? La falta de una fe auténtica por parte de estos “sacerdotes nacionalistas y compañia”. Recuerdo palabras de San Antanasio que parecen dirigidas a estos “curitas”: “Ha llegado el momento en que nos vemos envueltos por todas parte por una atmósfera de mentira que nos atosiga; la respiramos y la transpiramos… Vivimos en un mundo artificioso y artificial, que nos construimos nosotros mismos con nuestros estrechos límites mentales, nuestras opiniones preconcebidas, nuestros pensamientos mediocres y nuestras pobres pasiones. Un mundo tan alejado de la realidad, que apenas si es reconocible ante la vergonzosa manipulación a que se le somete.” Y esto es lo que estan haciendo estos sacerdotes nacionalistas. LA IGLESIA ES DE CRISTO, NO de los nacionalismos trasnochados. Quiero terminar recordando otras palabras de San Atanasio que sin duda tambien van dirigidas es estos Curas Nacionalistas: “Vosotros queréis ser hijos de la luz, pero sin abandonar vuestra amistad con el mundo. Deberíais amar la penitencia, pero no amáis más que el bienestar y el confort de los nuevos tiempos. Deberíais hablar de la gracia, pero preferís hablar de progreso humano. Deberíais hablar de Dios, pero sólo gustáis hablar del hombre y de la Humanidad. Vosotros os decís de Cristo, pero de quien sois discípulos o imitadores es de Pilatos… Pertenecéis al mundo de la perdición. Porque estáis sentados en el centro, queréis quedaros en el medio, entre Dios y el Diablo. Sois los maestros del compromiso y acabáis por inclinaros siempre hacia el mundo. Os lo digo con crudeza: mejor sería que os fuerais de una vez a ese mundo de que gustáis, pues el reino de Cristo no es de este mundo” LA IGLESIA ES DE CRISTO no de los nacionalismos. Señores curas Nacionalistas MAS REZAR Y MENOS POLITIQUEAR

Sé el primero en comentar en «Cuando la Iglesia se convierte en antrop»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »