Juan Carlos: Estamos en contra de est

Juan Carlos: Estamos en contra de estas consultas “privadas”, sean vinculantes o no lo sean, porque defienden una situación antidemocrática: ya no la autodeterminación de una nación que ni tan sólo lo es, sino directamente la secesión de una parte del territorio nacional español. Es decir, la secesión de Cataluña o de cualquier otra región de una nación política significa una suerte de golpe de mano fascista contra la soberanía nacional; la impostura de determinados sectores oligárquicos locales contra el conjunto de la ciudadanía, el avasallamiento a la ley y las instituciones por parte de estos demagógicos caciques contemporáneos. También nos opondríamos a un referéndum, legal o no, que propusiera la segregación de los niños inmigrantes en las escuelas, como ya practica el Tripartito a través de los EBEs. Y nos opondríamos igualmente a un referéndum que limitara la libre expresión de los ciudadanos en función del idioma en el que se quieren expresar. Ésta es otra de las lindezas “legales” con las que nos obsequia el nacionalismo gobernante sin necesidad de someterla a consulta. Hay que oponerse a la discriminación, a la desigualdad, a la sinrazón y al totalitarismo, tengan el color que tengan. Sin embargo, los nacionalistas consideráis que cualquier opinión discordante con vuestros dogmas identitarios equivale a una amenaza. Ése es vuestro adulterado talante democrático. P.D.: Excelente artículo de Antonio Robles. Acierta punto por punto como hace siempre. El pastoreo de la población inmigrante y de los jóvenes estudiantes es una de las estrategias fundamentales del nacionalismo separatista para conseguir su más ansiado fin. Tenemos que oponernos a esta nauseabunda adoctrinación tanto desde los Parlamentos como desde la calle, los centros de trabajo y los más variados ámbitos públicos y privados.

Sé el primero en comentar en «Juan Carlos: Estamos en contra de est»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »