Valia Merino, candidato a la dirección de UPyD: “Rosa Díez es necesaria, pero está endiosada”

 Valia Merino, candidato a la dirección de UPyD.

Los críticos buscan dar «un toque de atención» al aparato

Alberto Mendoza.- Rosa Díez ya tiene rival para competir por el liderazgo de UPyD en el primer Congreso del partido, que se celebrará los próximos 20, 21 y 22 de noviembre. La oposición interna ha cristalizado en una lista alternativa que encabeza Valia Merino, coordinador de la agrupación madrileña de Chamartín.

Queremos que Rosa se baje del pedestal y recuperar el espíritu con el que se fundó el partido”, explica Merino a El Confidencial, consciente de las escasas  posibilidades de éxito de su aventura. “Yo no voy a ganar, pero vamos a pelear al máximo para dar un toque de atención al aparato. Deben entender que no todo vale”, asegura.

Socio de una consultora de ingeniería y telecomunicaciones, Merino cumplirá este mes 36 años. Está casado, tiene dos hijos y llegó a UPyD tras años de militancia en Izquierda Unida. Se trata, pues, de un desencantado más del sistema político tradicional, que mantiene una revista digital de cultura underground (Serie B), pero que siempre acude al trabajo con un impecable traje a medida.

“No vengo a hacer carrera política, voy a seguir con mi trabajo, no tiene sentido que la cara de UPyD sea un pequeño empresario anónimo”, admite, por lo que defiende que Rosa Díez se siga representando a la formación. “Está bien que los ciudadanos hayan identificado a UPyD con Rosa, porque es una buena política y está haciendo un buen trabajo en el Congreso, pero debe recordar que está para servir al partido, y no al revés. El partido no le pertenece, ella es un medio, no un fin”, señala. Además, asegura que Díez “lleva décadas” viviendo de la política y que “está endiosada y no le gusta que le lleven la contraria”.

Sin embargo, Merino insiste en que no está “quemado” ni “resentido” con el partido, y que apenas ha participado en los cónclaves de los llamados críticos. Cabe recordar que UPyD atravesó la primera crisis interna de su corta vida con el abandono de Mikel Buesa y, por otra parte, con la expulsión de 14 militantes.

 La dirección del partido decidió expedientar a estos críticos argumentando que habían creado una estructura paralela dentro del partido, sin respetar los procedimientos orgánicos, y que dañaban la imagen de la formación a través de Internet. Precisamente, estos díscolos han recurrido ante los tribunales el Congreso del partido, cuya celebración depende ahora del fallo judicial que se conocerá el próximo día 11. Si finalmente el Congreso queda suspendido, la dirección de UPyD planteará la celebración de una convención al estilo norteamericano que sirva para amortiguar el golpe.

Readmisión de los expedientados

Merino, aunque asegura que los expedientados le importan “un comino”, aboga por readmitir a los militantes sancionados, y asegurar así la celebración del Congreso. Su candidatura propone además invitar a regresar al “capital intelectual” que ha abandonado el partido, establecer una gestora que en el plazo de un año convoque un Congreso “más democrático”; y refrendar con elecciones todos los cargos orgánicos, “del primero al último”.

Antes de presentar la candidatura, que define como “no oficialista, Merino trató, sin éxito, de reunirse con la líder del partido para proponerle que abriera su lista a nombres críticos. Ahora, considera que sus posibilidades pasan por una alta participación, ya que la dirección de UPyD resulta de una votación entre todos los militantes. No obstante, denuncia que no tiene acceso al censo de militantes, y acusa a Díez de poder acceder a él. “La dirección ejerce de juez, parte y fiscal. Controlan el partido, forman una candidatura y están en la Comisión Electoral”, afirma.

Con el lema “Por UPyD y para España”, ha reunido a un variado sector crítico con aspiraciones y posiciones ideológicas muy distintas, pero que comparten el deseo de castigar la gestión de Díez. Y no se trata de una cuestión menor cuando en juego está el control del tercer partido en intención de voto de España, y que cuenta con la candidata con mejor valoración en las encuestas.

El Confidencial (5.11.2009)

Sé el primero en comentar en «Valia Merino, candidato a la dirección de UPyD: “Rosa Díez es necesaria, pero está endiosada”»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »