A Garzón se le puede criticar un cierto

A Garzón se le puede criticar un cierto vedettismo y gusto por el estrellato, pero no cabe duda de que en este caso hay que aplaudir a rabiar su contundente actuación; actuación que además marcha una diferencia visible y rotunda (pienso que expresamente buscada) con la tibieza de la actuación judicial en el caso Millett. A la cárcel, sin contemplaciones y de inmediato: bien por Garzón!

Sé el primero en comentar en «A Garzón se le puede criticar un cierto»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »