El patrimonio de Millet y Montull es de 30 millones, la mitad amasados en los últimos años

El PalauEl 50% de sus propiedades está a nombre de sus esposas

A. Fernández.- En libertad y sin fianza, pero con el pasaporte retirado. Así es como salieron ayer del juzgado Fèlix Millet y Jordi Montull, ex presidente y ex director administrativo respectivamente del Palau de la Música, tras declarar durante varias horas ante el juez instructor del sumario por el presunto desvío de fondos de esta institución. Fuentes cercanas al caso admitieron a El Confidencial que “el juez limitó el interrogatorio” a los hechos narrados en la querella inicial del fiscal y a la carta de confesión que ambos entregaron al juzgado a mediados del pasado mes de septiembre.  

El magistrado rechazó toda pregunta que no se ciñese a este guión y, por ello, fueron rechazadas las cuestiones relacionadas con la entrega de dinero a la Fundación Trias Fargas, vinculada a Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) y al dirigente de esta formación Àngel Colom, que recibió fondos para, supuestamente, cancelar deudas del Partit per la Independència (PI), que integró a principios de esta década en CDC. 

La defensa de Millet y Montull califica de “positiva” la comparecencia y justifica la no adopción de medidas más drásticas como la prisión incondicional que pedía tanto la fiscalía como la acusación particular del Consorcio del Palau de la Música, de la Asociación Orfeó Català y de la Fundación Orfeó Català-Palau de la Música: “No se daba ninguno de los tres supuestos que hubieran justificado la prisión: riesgo de fuga, posible destrucción de pruebas o la posibilidad de continuar delinquiendo”

En sus respuestas, pues, los dos principales acusados no desvelaron más detalles de los que habían expuesto en sus misivas de arrepentimiento y desvincularon a sus respectivas familias de las actuaciones supuestamente delictivas que se les achacan. Ambos están acusados, en principio, de la desaparición de 2,3 millones de euros de las arcas del Palau de la Música durante los años 2003 y 2004.  

Las estimaciones de la fiscalía, no obstante, ya apuntan a la desaparición de más de 10 millones de euros en total, cifra que aún así podría quedarse corta y que está a la espera de revisarse en cuanto acabe la auditoría que están realizando los nuevos gestores del Palau de la Música. 

Comienza el ‘despegue’ 

Lo que sí tiene el juez, sin embargo, es una detallada información sobre el cuantioso patrimonio que los acusados han amasado en los últimos años. Un patrimonio que difícilmente puede provenir de sus sueldos oficiales. Antes de comenzar el siglo XXI, Millet disponía de un par de amarres (en Mataró y en el Puerto Olímpico de Barcelona) por valor de 30.000 y 60.000 euros respectivamente. Tenía también un solar en l’Ametlla del Vallès valorado en 90.000 euros, comprado en 1966; siete solares más en esta localidad por valor de 600.000 euros, comprados en 1975; una casa en la Urbanización Corominas comprada en 1979 y valorada en 475.000 euros; y una casa en el pasaje Ribas de l’Ametlla comprada en 1989 por 500.000 euros.  

Pero fue en la década de los 90 cuando se inicia un verdadero despegue inversor por parte de Millet, especialmente después del boom de los Juegos Olímpicos de Barcelona: en 1990, adquiere un solar en l’Ametlla por 210.000 euros y dos solares más en Menorca por 1.382.000 euros; en 1991, compra otros dos solares en l’Ametlla del Vallès valorados en 420.700 euros; en 1993, adquiere un piso en la villa Olímpica de Barcelona más un parking, valorados en 900.000 euros; en 1996, se hace con los terrenos de una urbanización en l’Ametlla comprados por 6 millones de euros; en 1997, compra un apartamento en El Castell (Menorca) por 240.000 euros; y en 1998, adquiere una casa en el Turó Blanc de l’Ametlla valorada en 1,2 millones. En total, unos 12 millones de euros. 

Sin embargo, desde el año 2000 en adelante, sus inversiones crecieron más deprisa. En ese ejercicio, compró una casa en Fornells (Menorca) por 900.000 euros. El 2002, redondeó una inversión que ya había iniciado años atrás en unos solares de l’Ametlla del Vallès, tres en total, por un valor de 2.615.000 euros; en el 2004, volvió a comprar dos solares en esta localidad por 210.000 y 210.354 euros respectivamente; en el 2006, adquirió la Casa Planas, también en l’Ametlla, por un millón de euros, pero también adquirió los cuadros Retrato de niña Sardà, de Ramon Casas, valorado en 360.607 euros, y Figura de mujer, de Isidre Nonell, valorado en 397.000 euros.  

Con todo y con eso, el 2007 fue el año más productivo, con la adquisición de cuatro viviendas, además de otras propiedades: se hizo con una casa en l’Ametlla, por valor de 415.000 euros; adquirió otro chalet en la urbanización Corominas por 2.270.000 euros; compró dos pisos en la localidad de La Garriga por 270.455 euros cada uno; tres parkings más en esta localidad a 18.000 euros unidad; un solar en Rosario (Menorca) por 360.607 euros; y un solar en la urbanización Corominas de l’Ametlla por 360.607 euros. Finalmente, en el 2009 compró un piso en la zona alta de Barcelona y tres parkings por un total de1.309.000 euros. En total, aproximadamente otra docena de millones de euros. 

El total de patrimonio reconocido por Millet es de algo más de 24 millones de euros, pero casi la mitad está a nombre de su mujer, Marta Vallès. Por tanto, el prohombre barcelonés reconoce como parte alícuota tan sólo 12,5 millones de euros. 

Obras de sus casas particulares a cargo del Palau 

El patrimonio de Jordi Montull es muy inferior. En un principio, reconoció un patrimonio de 4,8 millones de euros, de los que 3 millones correspondían a la vivienda habitual en la localidad costera de Teià, comprada en 1994, y 30.000 euros a un amarre en el Puerto Olímpico de Barcelona, comprado en 1991. Los últimos años, sus inversiones se dispararon: en el año 2001 invirtió unos 700.000 euros en tres viviendas ubicadas en la localidad de Masnou; en 2005, compró otra vivienda en esta villa por 360.607 euros; en el 2006 adquirió un piso en El Masnou por 200.000 euros y uno en Biniacolla (Menorca) por 310.000 euros; y en el 2008 compró una barca Windy 43 por 440.000 euros. Sin embargo, en una carta dirigida al juez el pasado 22 de septiembre, añadía a sus propiedades un piso en Barcelona comprado en el año 2002 por unos 140.000 euros, otro piso en la céntrica calle Provença que le costó 350.000 euros en el año 2006 y un piso, un aparcamiento y un trastero en Pamplona comprado por 240.000 euros en el año 2007. En total, pues, el patrimonio total sería de unos 5,7 millones de euros. Pero de ellos, sólo reconoce la mitad, pues la otra mitad está a nombre de su esposa, Mercedes Mir. 

El patrimonio de ambos, en resumen, ronda los 30 millones de euros. A ello, sin embargo, habría que añadir las facturas por obras en las casas, que eran cargadas a las cuentas del Palau de la Música. Millet reconoció que había realizado obras por valor de 1,3 millones, que con el IVA ascienden a 1,5 millones de euros, mientras que Montull reconoció que había realizado obras en sus pisos por valor de 222.080,56 euros, IVA incluido, y que había pagado la institución para la que trabajaba. Los viajes familiares por 500.000 euros en su conjunto son otros gastos de los que tendrán que dar cuenta ante la justicia. Pero si al final las respectivas esposas de los dos implicados no son acusadas, no estarán obligadas a devolver el patrimonio puesto a su nombre, ya que sólo deberán responder para cubrir las responsabilidades civiles Fèlix Millet y Jordi Montull con los bienes a su nombre. Es decir, con la mitad del patrimonio acumulado a lo largo de su vida, pero que se dobló tan sólo en los últimos 9 años.

 

El Confidencial (20.10.2009)

Sé el primero en comentar en «El patrimonio de Millet y Montull es de 30 millones, la mitad amasados en los últimos años»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »