Políticos y sindicatos arremeten contra la pensión de Goirigolzarri

Goirigolzarri (BBVA)Escándalo por los salarios de la Banca

Algunos miembros del Gobierno y la oposición plantean gravarla más

Salgado insinúa que la jubilación del ex ‘número dos’ del BBVA es poco ética

P. Allendesalazar – Madrid.- Son contadas las ocasiones en que un acontecimiento interno de una empresa provoca una reacción tan unánime y crítica como la jubilación que percibirá el ya exconsejero delegado del BBVA, José Ignacio Goirigolzarri. «Es una decisión de ética sobre la que saben cuál es la opinión del Gobierno pero, en todo caso, es una decisión de los accionistas», acertó a resumir la vicepresidenta económica, Elena Salgado.

Fue la más moderada. Los algo más de tres millones de euros al año que va cobrar el ejecutivo en concepto de pensión (el banco tiene un fondo de 52,49 millones provisionado para hacer frente a estos pagos) no han gustado a nadie. Dentro del propio Gobierno hubo manifestaciones mucho más contundentes.

El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, juzgó como «muy duro» que haya pensiones así; el de Fomento, José Blanco, defendió que deberían gravarse con una «fiscalidad mayor» (tributará al 43%, el tipo máximo del impuesto de la renta); el de Trabajo, Celestino Corbacho, exigió al banco que nunca dé consejos sobre congelación de pensiones o abaratamiento del despido,…

HASTA EL PP / Incluso el PP, aunque con matices, cuestionó la cuantiosa pensión, pese a que fue el Gobierno de José María Aznar quien colocó a Francisco González en la presidencia del BBVA. El ejecutivo gallego eligió a Goirigolzarri como número dos y su decisión de seguir al frente de la entidad hasta los 70 años (tiene 65) es la que ha forzado la salida del vasco. Pese a esta relación, el diputado popular Vicente Martínez-Pujalte no dudó en afirmar que le parece «fatal»la compensación.

Más moderado se mostró el responsable económico del partido, Cristóbal Montoro, quien consideró «especialmente llamativo» que el banco haya reservado 52,4 millones para pagar la pensión en plena crisis. También la secretaria general, María Dolores de Cospedal, que juzgó «muy complicada de explicar» la pensión «con la que está cayendo».

LOS MÁS DUROS / Los ataques más duros vinieron de los partidos minoritarios. Josep Sánchez Llibre, de CIU, lo calificó de «un mal ejemplo en tiempos de crisis». Gaspar Llamazares (IU) lo tachó de «escándalo» y reclamó medidas legales para evitarlo. Para Rosa Díez (UPyD), se trata de una «obscenidad».

Incluso el PNV, muy crítico con la pérdida del presencia vasca en los puestos clave del BBVA, reconoció en boca de su portavoz parlamentario, Josu Erkoreka, que la jubilación «no es un mensaje muy constructivo ni edificante».

La pensión, como subrayaron los líderes de UGT y CCOO, ha provocado «irritación» y ha servido para cuestionar las propuestas empresariales contra la crisis.

El Periódico (1.10.2009)

Sé el primero en comentar en «Políticos y sindicatos arremeten contra la pensión de Goirigolzarri»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »