Siempre tendré la imagen de Albert Boad

Siempre tendré la imagen de Albert Boadella en Girona, en 2006, en un acto de desagravio a la violencia física sufrida unas semanas antes por Arcadi Espada y J.M. Villegas. A lo Groucho Marx, portaba un puro y hizo una de sus maravillosas ‘bufonadas’ en contra del nacionalismo. Aquellos tiempos de Ciutadans de Catalunya no volverán jamás, pero, en perpectiva eramos los pioneros ingenuos de algo que luego se truncó, por ambiciones personales, en el partido. Pase lo que pase, como dijo Félix Ovejero, sirvió para sentirnos algo más libres… es decir, vivos… eso, como mínimo.

Sé el primero en comentar en «Siempre tendré la imagen de Albert Boad»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »