Una bomba mata al menos a dos guardias civiles en la localidad mallorquina de Calvià

Así ha quedado el coche de la Guardia civil tras el atentado registrado en Palmanova.- REUTERS

La organización terrorista ETA atentó ayer con un coche bomba contra la casa cuartel de la Guardia Civil en Burgos

Aitor Guenaga – Andreu Manresa – Bilbao / Calvià.- Dos guardias civiles han resultado muertos y otras personas han sufrido heridas tras la explosión registrada poco antes de las dos de la tarde junto al cuartel de la Guardia Civil en Palmanova, en el municipio mallorquín de Calvía, según fuentes de la lucha antiterrorista. Se trata del primer atentado terrorista con víctimas en las Islas Baleares.

El origen de la explosión podría ser una bomba lapa colocada en los bajos de un coche patrulla del instituto armado o bien una mochila que habría explotado a su paso. Las víctimas mortales son los agentes que se encontraban en el interior del coche, según el delegado del Gobierno, Ramón Socías, quien ha anunciado que los tedax mantienen la zona acordonada con el fin de garantizar que no haya un segundo explosivo. El estallido se ha producido entre la calle parís y la avenida Casa Bonet.

La zona de la explosión se encuentra apenas a 500 metros de una playa en una zona de mucho turismo internacional y a pocos kilómetros del Palacio de Marivent, donde veranea la familia real. Precisamente el atentado se produce a dos días de que los Reyes lleguen a Mallorca y durante el operativo de seguridad previo a su viaje.

Se trata del segundo atentado de ETA en poco más de 24 horas, después de la explosión de una potente furgoneta-bomba contra la Casa Cuartel de la Guardia Civil de Burgos, que causó medio centenar de heridos leves e importantes daños materiales

Por otro lado, el atentado coincide con el 18 aniversario de otros dos cometidos en Mallorca con coche bomba por el entonces miembro del comando Ekaitz José Luis Urrusolo Sistiaga. Las explosiones causaron heridas al hijo de un militar y a un alferez en sendos atentados. Un tercero acto terrorista quedó frustrado. Por esos hechos, el entonces miembro de ETA fue condenado a 41 años de cárcel.

El País (30.07.2009)

Sé el primero en comentar en «Una bomba mata al menos a dos guardias civiles en la localidad mallorquina de Calvià»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »