Estar en el grupo de los no adscritos es

Estar en el grupo de los no adscritos es un problema. Entre otras cosas, significa compartir espacio con todos los partidos freakies, de extrema derecha, euroescépticos reaccionarios… Sin embargo, el grupo que pretende crear UPyD tampoco se sabe muy bien lo que es, como no se sabe lo que es la propia UPyD. Este partido italiano, IdV, ya vemos que ideología tiene. Se encuentra, en estos momentos, metido dentro de una de las agrupaciones de derechas más importantes. En este sentido, luchar contra la corrupción puede estar muy bien, pero no me convence demasiado si con la otra mano firmamos acuerdos que propicien el despido libre, por ejemplo. Este tipo de cosas es lo que defienden los «liberales» por encima de todo. Rosa Díez dice querer trasladar el argumento de la transversalidad a Europa, lo que permite que los partidos sirvan tanto para un roto como para un descosido. Por otro lado, defender Europa sin más, dejar que vaya asumiendo competencias, no es bueno ni malo de por sí. Todo depende de qué tipo de políticas se defienden y se implementan, y las cosas no están pintando demasiado bien.

Sé el primero en comentar en «Estar en el grupo de los no adscritos es»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »