Hola Alfredo. El programa de los comu

Hola Alfredo. El programa de los comunistas referido en el Manifiesto pretendía centralizar la economía, la producción, y también el poder político hasta que desaparecieran los antagonismos de clase y la división social del trabajo. Las dictaduras «comunistas», por el contrario, han pretendido modernizar determinadas economías subdesarrolladas o anticuadas, como era el caso de la Rusia de los zares, a través de una vía distinta a la del capitalismo de mercado, a través del capitalismo de Estado. Por decirlo de algún modo, priorizaron el materialismo sobre la historia. De hecho, Lenin y sus continuadores se separaron de Marx y Engels no sólo admitiendo reformas que se salían del guión revolucionario y entronizaban con el capitalismo, sino principalmente renunciando a una transformación radical, sin marcha atrás, del modelo de sociedad. La dictadura del proletariado sencillamente no existió. Se trató de una dictadura de Partido único. El poder político no se extinguió, como preconizaba Marx, porque tampoco lo hicieron las diferencias de clase al crearse nuevas jerarquías vinculadas al Partido. En este sentido, el Estado no sólo no perdió su carácter político coercitivo, sino que se volvió tiránico con aquellos que teóricamente lo habían conquistado. Puede decirse que el leninismo fue antes un blanquismo -del socialista francés premarxista Louis Blanqui- que una continuación de los postulados de Marx, puesto que el proletariado organizado con el Partido Comunista como vanguardia fue suplantado por una suerte de despotismo ilustrado revolucionario en el que una elite tecnocrática ajena a la clase obrera tomaba las decisiones sobre su futuro. Stalin añadió el militarismo y el nacionalismo soviético que sustituyó al internacionalismo, y las purgas contra cualquier disidencia. Se abandonó el ideal revolucionario y se forjó un imperio que quiso competir con el capitalismo de libre empresa. El resto de esta historia ya lo conocemos.

Sé el primero en comentar en «Hola Alfredo. El programa de los comu»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »