Vamos a ver, aquí se está haciendo muc

Vamos a ver, aquí se está haciendo muchísima demagogia con este tema. Lo primero que habría que decir es que las chicas de 16 años tienen derecho a cualquier asistencia médica sin permiso paterno. Y yo me pregunto, ¿por qué se les niega ese derecho en el tema del aborto? Segundo, lo de «la Doctrina Bibiana» se puede rebatir con «la Doctrina Rouco o Benedicto». Hablemos en serio. Y en serio, la Comunidad Científica no reconoce al feto como ser humano y de ahí que no haya una legislación específica e internacional sobre este tema. Nuestro Código Civil lo único que expresa el respecto es que tiene todos los derechos en caso «positivo» digamos, es decir, que se trata de preservarlo cuando se esté seguro de que el feto se va a desarrollar y va a convertirse en un neonato. No tiene derechos como feto. Tercero, lo de los padres que tanto escándalo produce, me lleva a la siguiente reflexión (y es aquí donde el Gobierno está dejándose llevar por un electoralismo zafio). Como apunta la autora, ¿qué clase de padres existen?, ¿por qué no se habla de estos temas en el seno familiar? Yo no creo que no comentase este asunto con mis padres porque tengo confianza, respeto y cariño para tratarlo. Si existen dudas es porque las familias están desestructuradas y no hay una verdadera relación sana paterno-filial. Por ello, concluyo, en lugar de hablar tanto de la píldora del «día después» y de la reforma de la ley del aborto (que, repito, bienvenidas sean), lo que un gobierno progresista debe hacer es cuidar la prevención a través de programas de Educación Afectivo-Sexual desde la adolescencia, algo que parece que se ha desterrado de muchas escuelas e institutos. Claro, son concertados…¡con la Iglesia! Es como el perro del Hortelano…

Sé el primero en comentar en «Vamos a ver, aquí se está haciendo muc»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »