“El tema de la obra de Lorca es un amor que no puede ser”

El escritor e hispanista irlandés Ian Gibson, durante la presentación de "Lorca y el mundo gay" /   EFE / Emilio Naranjo Hasta los 80 no se empezó a hablar de la homosexualidad de García Lorca sin cortapisas. Ian Gibson publica un libro titulado Lorca y el mundo gay (Planeta), donde relata los amores del poeta, primero femeninos (las dos María Luisas juveniles; más tarde, la única mujer con la que tuvo relaciones físicas Margarita Manson), luego masculinos.

Lorca se enamoró de María Luisa Natera Ladrón de Guevara cuando esta tenía (como en la foto) 15 años /   ArchivoYa escribió una biografía de Lorca. ¿Qué añade su libro?

Es un libro de encargo. Es oportuno, pero no oportunista. Aporto muchos matices nuevos y una primicia: identifico al amor de juventud de Lorca: María Luisa Natera. Nunca dejé de creer que detrás de sus poemas sobre la novia perdida había un trauma realmente vivido, no sólo literario.

¿La aportación de un libro sobre Lorca gay es un amor femenino?

Hasta los 18 años Lorca no empieza a asumir su homosexualidad. "Siempre fui un niño intranquilo", dice él. En Lorca hay algo de niño abandonado. No es que le rechazara su madre – no pudo amamantar a ninguno de sus hijos-,pero Lorca se sentía abandonado y su búsqueda del amor era frenética, angustiada.

¿Cuándo asume su homosexualidad?

Es un proceso para él terrible y penoso. En la Granada de la época, conservadora y nefanda, siente el rechazo de los demás. En el colegio le llaman Federica y poco a poco se va dando cuenta de su diferencia sexual.

¿La vivió de forma gozosa?

Cuando estaba en vena, era único. En Harlem toca el piano y todos los negros se ponen a bailar. ¿Qué blanco conseguiría eso?

¿Con Dalí fue sólo platónico?

Dalí lo adora apasionadamente. Lorca lo quería poseer, pero él no se deja, le entra miedo. "Un culo divino al servicio de un genio… era imposible", me dijo Dalí cuando le entrevisté, ya anciano. Él no hacía nada ni con nadie. Fue un amor trágico.

¿El gran amor de Lorca?

Al final de su vida, Rafael Rodrígez Rapún, secretario de La Barraca, que era heterosexual. Un muchacho muy atractivo que gustaba mucho a las mujeres. Fue su amor oscuro. Cuando muere Lorca, Rodríguez Rapún se suicida. No puede seguir viviendo sin él. Lástima que la familia destrozara la correspondencia entre ellos.

¿La homosexualidad intervino en el asesinato de Lorca?

No cabe la menor duda. Era de izquierdas, era autor del Romance de la Guardia Civil, era de familia terrateniente progresista y era, además, mariquita.En la Granada homofóbica, el factor homosexual fue fundamental.

En el bando republicano tampoco estaba bien vista la homosexualidad. Tampoco en el antifranquismo de los años 70.

En la Residencia de Estudiantes, que era lo más progresista de la España progresista, muchos se apartan de Lorca al darse cuenta de su defecto.Defecto es la palabra que utiliza José Moreno Villa. Después está la censura del poema de Cernuda a la muerte de Lorca en Hora de España.La izquierda lo consideraba un baldón que frivolizaba su muerte. Y luego está la censura de los herederos, del hermano de Lorca, Francisco, homófobo. Los críticos sabían que si aludían a la homosexualidad de Lorca se les cerraba la puerta.

Rafael Rodríguez Rapún, el gran amor de Lorca "al final de su vida", junto al poeta  /ArchivoUsted dice que sin la "marginalidad sexual" de Lorca no se entiende su obra.

Basta leer La casa de Bernarda Alba, la tirana que no deja que sus hijas vivan la vida que quieren. La obra lorquiana en su totalidad recurre al tema del amor que no puede ser.

¿Además de Sonetos del amor oscuro y El público hay más obras explícitas perdidas?

No, aunque no me sorprendería. Lorca recurrió al lenguaje surrealista y a su retórica para hablar abiertamente, si se tienen ojos para verlo y leerlo, de su sexualidad.

Habrá quien opine que su libro enriquece a Lorca, pero empobrece el poema.

Es verdad que muchos piensan que no hace falta saber nada del autor, ni de la gestación del poema o de qué hubo detrás, pero teniendo en cuenta el trasfondo biográfico de Lorca, el libro enriquece el poema.

La Vanguardia (17.03.2009)

Sé el primero en comentar en «“El tema de la obra de Lorca es un amor que no puede ser”»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »