“Deberíamos poder multar a los que no cooperan”

Joan Colom, síndico mayor de la Sindicatura de Comptes

RESPETO E INDEPENDENCIA "Es intolerable que los partidos pongan en duda nuestros informes"

OFICINA ANTIFRAU "Sería inconcebible que nos pisáramos fiscalizaciones, tenemos misiones distintas"

Iñaki Ellakuría.- La Sindicatura de Comptes está de celebración: cumple 25 años. Aunque sobre su futuro aparecen algunas dudas: su relación con la futura Oficina Antifrau (OAC) y un proyecto de ley de la Sindicatura que sigue atascado. El síndico mayor, Joan Colom, analiza estas y otras cuestiones.

Sus últimos informes – Adigsa (2003-2004) y Bimsa (2001-2004)-han suscitado interés y polémica. ¿Pero no se publicitan demasiado tarde?

Hace cinco años, cuando llegamos a la Sindicatura, encontramos doscientos informes sin traducir al castellano y por enviar al Tribunal de Cuentas… ¿Hay que publicar esos informes? Creemos que sí. Y es su antigüedad, precisamente, una de las razones que hacen más compleja su elaboración ya que los ejecutores de esos presupuestos ya han cambiado.

A veces existe la sensación de que ustedes denuncian y luego no pasa nada…

La futura ley de la Sindicatura debería dotarnos de mayor autonomía e introducir mecanismos como las multas a las instituciones que se niegan a cooperar. Creemos que es necesario que haya más mecanismos de evaluación y seguimiento de nuestros informes: vigilar si el auditado aplica nuestras instrucciones y cómo.

¿Cuál es el nivel de colaboración de las instituciones?

Variable. La administración de la Generalitat es la que pone menos problemas. Los más reacios, los organismos descentralizados y dependientes de los ayuntamientos. En más de una ocasión han contestado a nuestros requerimientos afirmando que no tenemos competencia sobre ellos ya que son fundaciones de derecho privado. ¿Privadas? ¡Si el 100% de su patrimonio es público!

¿Y los partidos? Usted ha reclamado más respeto por la independencia de la Sindicatura.

No pasa en ningún lugar que se pongan en duda los informes de los tribunales de cuentas. En el Parlament se han hecho comentarios sobre supuestos sesgos partidistas de los informes, según si favorecían o perjudicaban los intereses de un partido. Incluso una misma formación una semana nos ataca, y a la siguiente ensalza nuestra independencia por un informe que perjudica a uno de sus adversarios.

¿Cuáles son las principales irregularidades que detectan?

Las contrataciones, el intento de eludir el respeto estricto de la ley de contratos de las administraciones públicas.

También ha hablado de la necesidad de que los miembros de la Sindicatura crean en la independencia de la institución…

La gente debe quitarse su sombrero político cuando viene a trabajar.

¿Y todos recuerdan hacerlo?

(Silencio y una sonrisa)

¿Entiende que el Govern tenga parado el proyecto de ley de la Sindicatura?
El president Maragall la prometió en su día. El president Montilla la anunció en su programa de gobierno… No veo razones de peso para que no sea aprobada.

Y mientras esta sigue en el aire, el Govern acelera la puesta en marcha de la OAC…

No tengo ningún problema con la Antifrau. Eso sí, debe haber un protocolo de actuación para que nos coordinemos y se regule el intercambio de información. Sería inconcebible que nos pisáramos fiscalizaciones. Nuestra misión es el control de legalidad. La suya, ver si las operaciones irregulares esconden otra cosa.

La Vanguardia (9.03.2009)

Sé el primero en comentar en «“Deberíamos poder multar a los que no cooperan”»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »