La estructura de clases en España 2017.

Ind-167. La estructura de clases en España. Una aproximación a la estructura de clases en España a finales de 2017

(Nota previa. Todas las cifras provienen de la Encuesta de Población Activa del Instituto Nacional de Estadística, tercer trimestre de 2017, salvo que expresamente se indique otra fuente).

España es un país capitalista de desarrollo intermedio, con una estructura de clases similar a los países de nuestro entorno. En la Tabla I se dan los datos principales del mercado de trabajo para el trimestre de referencia, en donde se han calculado las tasas de feminización, (% de mujeres en el total, TF)

TABLA I (en miles)

TOTAL VARONES MUJERES TF
POBLACION >16 AÑOS 38.662’7 18.806’0 19.856’8 51’4
POBLACION ACTIVA 22.780’9 12.231’2 10.549’8 48’3
POBLACION ACUPADA 19.049’2 10.420’5 8.628’7 45’3
POBLACION ASALARIADA 15.906’7 8.322’0 7.574’6 47’6
ASALARIADOS TEMPORALES 4.355’1 2.231’6 2.123’4 48’8
OCUPADOS TIEMPO PARCIAL 2.725’8 722’9 2.002’9 73’5
PARADOS 3.731’7 1.801’7 1.921’1 51’5

El conjunto de ocupados no asalariados forma un conglomerado de trabajadores formado por empleadores (grandes, medianos y pequeños), empresarios sin asalariados, autoempleados, autónomos, cooperativistas y de ayuda a negocios familiares, que aparece desglosado en la Tabla II.

TABLA II (en miles)

TOTAL VARONES MUJERES TF
EMPLEADORES 969’7 691’0 278’7 28’7
SIN ASALARIADOS O INDEPEND. 2.046’7 1.335’6 711’1 34’7
COOPERATIVISTAS 26’2 18’2 8’0 30’5
AYUDA NEGOCIO FAMILIAR 93’5 42’0 51’6 55’2

Si no contabilizamos a los parados, obtendríamos una estructura de clases empleadores (5’1%), grupos intermedios (11’4%) y asalariados (83’5%); si incluimos a los parados dentro del grupo de trabajadores asalariados, que es el más lógico, la estructura seria empleadores (4’3%), grupos intermedios 9’5%) y trabajadores asalariados (86’2%). De hecho, una estructura de 5/10/85 es la normal en el capitalismo. Es aplicable, con ligeras diferencias. A lo largo de la historia, las transformaciones en el capitalismo lo han sido dentro de las clases.

El hecho más importante a partir del triunfo del neoliberalismo económico y de la globalización es el relativo a cambios dentro de cada una de las clases. En el caso de la clase trabajadora la división entre precarios y no precarios, la irrupción de la mujer, más precarizada  que los varones y en las divisiones por edad, la precaria situación de los jóvenes y el deterioro de los trabajadores mayores de 45 años y el impacto de la inmigración económica. Esto nos lleva a una clase trabajadora fragmentada que, en primer lugar, hay que conocer lo mejor posible y, en segundo lugar, hay que ser conscientes de que no necesariamente valen las fórmulas y propuestas de antaño, en organización y en actividad en la lucha de clases, y que partidos y sindicatos deben tener muy en cuenta.

En una primera instancia, nos encontramos ante un mercado de trabajo dual en función del contrato, trabajadores con contrato fijo y trabajadores con contrato precario, sin bien las dos últimas reformas laborales, con el PSOE primero (2010) y el PP después (2012) han tendido a precarizar los contratos fijos y a recortar y/o anular los derechos de los trabajadores (fijos incluidos).

En un segundo escalón, están las diferencias por sexo. Las mujeres trabajadoras están más precarizadas que los varones, con menor actividad, menor ocupación, mayor salarización, mayor temporalidad, con casi el monopolio del trabajo a tiempo parcial y mayor desempleo. Además, tienen menor salario para igual trabajo que los varones, entre un 20% y un 30% menos.

El tercer bloque de diferencias son las debidas a la edad. Particularmente, son escandalosas las diferencias para el colectivo menor de 30 años. Comparando la situación de este colectivo con el total de la población (Tabla III), se ve que los jóvenes trabajadores tienen menor actividad (1’6 puntos), menor ocupación (casi 12 puntos), mayor salarizacion (8’6 puntos), mayor temporalidad (más del doble, 32’2 puntos por encima) mayor trabajo a tiempo parcial (más de 11 puntos) y mayor paro (casi puntos).

TABLA III.                             SITUACIONES EN EL MERCADO LABORAL (en%)

ACTIVIDAD OCUPACION SALARIZACION TEMPORALIDAD TIEMPO PARCIAL PARO
<30 57’3 71’7 92’1 59’6 25’4 28’3
TOTAL 58’9 83’6 83’5 27’4 14’3 16’4

El cuarto bloque de diferencias se da en función de la inmigración económica. Los inmigrantes son trabajadores con menos derechos, si se le reconoce alguno, y más proclives a ser contratados en la economía sumergida.

Esta fragmentación lleva a la necesidad de planteamientos políticos y sindicales diferenciados. Parece evidente que los esquemas organizativos y los planteamientos reivindicativos no pueden ser los mismos para un técnico u obrero especializado en la empresa aeronaútica EADS, de entre 30/40 años, que para una “Kelly” (trabajadora de limpieza en hostelería), inmigrante latina, de entre 20/30 años y madre soltera.

José Daniel Lacalle
Ingeniero aeronáutico y sociólogo. Fundación de Investigaciones Marxistas (FIM)

Cronica Popular. 18 enero, 2018

Bibliografía de referencia:

  • José Daniel Lacalle, La clase obrera en españa. Continuidades, transformaciones, cambios (El Viejo Topo, Barcelona, 2006).
  • José Daniel Lacalle,Trabajadores precarios, trabajadores sin derechos. Los trabajadores españoles a comienzos del siglo XXI (El Viejo Topo, Barcelona, 2009).

 

Please follow and like us:
40

Be the first to comment on "La estructura de clases en España 2017."

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*