21D. Votad, votad, malditos. No es el día de la marmota

Reflexiones para votar el próximo 21 de diciembre con conocimiento de causa.

Si eres independentista anima a la abstención. Si no lo eres has de votar. Si no lo haces ganara de nuevo el Procés. ¿Por qué? Los independentistas irán todos a votar, no faltará ni uno. Da igual que digan que no son legitimas las elecciones por que se convocan por el 155, ¡irán!

Estas elecciones son como una repetición por anulación de las del 27 de septiembre de 2015. Digamos que aquellas no valieron. Os recuerdo el resultado:

Abstención 22,56% (1.119.106 catalanes que no votaron) Participación de el 77,44%. La más alta en todas las elecciones autonómicas en Cataluña de toda la historia desde la transición (4.115.807 votantes) En 2012 la abstención fue del 30,44%. Nuestro primer objetivo como ciudadanos de izquierda y no nacionalistas es que superemos esos números de participación. Superemos el 80%, ese del que tanto se ufanan los secesionistas y nunca han visto.

JxSi obtuvo un 39,54 % de votos, que por arte del sistema electoral se convirtieron en un 45,93% de representación en el Parlament (62 diputados, cuando solo le corresponderían 53 si el sistema fuera justo)esta sobrerrepresentación sumada al 8,20% obtenido por la CUP, 10 diputados (con un sistema electoral justo, de circunscripción única, habría obtenido 1 diputado más) se constituyeron en una mayoría parlamentaria (72 escaños, un 53,33% del Parlament) soportada en un 47,74% de los votos emitidos, que tan solo representaban a un 36,83% del censo. Poco más de un tercio de la población en edad de votar.

JxSi tuvo 1.620.973 votos en 2015. En 2012 la suma de votos de CiU y ERC fue de 1.608.633. Parece que en estas próximas elecciones la relación entre PDECat y ERC cambie y el que más votos obtenga sea ERC, es decir será el partido más votado de los nacionalistas y posiblemente el más votado de las elecciones.

Pero aunque sea una repetición de aquellas elecciones los condicionantes no son los mismos. Hay que recordar que Ciudadanos se convirtió en el segundo partido más votado y por ello se vio ligeramente sobrerrepresentando -tal como he explicado en varias ocasiones respecto a los dos partidos más votados-. Su 17,93% en votos se convirtió en un 18,52% en representación parlamentaria. Digamos que uno de sus 25 diputados fue regalo del sistema electoral. Como los 9 de regalo a JxSi.

Parece evidente que ERC no obtendrá ese 39% de JxSi, aunque crezca respecto a 2012 (13,68%). Si es posible que duplique sus votos a costa del PDECat, pero parece claro que no repetirán mayoría en el Parlament sumando a todos los secesionistas. También es posible que Ciudadanos crezca fuertemente dada la situación de confrontación de los últimos tiempos a cuenta de la DUI y el 155.

Es decir podemos encontrarnos con dos partidos sobrerrepresentados y muy cercanos en votos y disputándose un primer puesto en diputados. Recordad que ha habido alguna ocasión en la que con más votos el PSC tuvo menos diputados que CiU. Podría repetirse.

Otros elementos a tener en cuenta en estas elecciones es que cada vez se reducen más las opciones de voto. Tendremos 3 candidaturas secesionistas (ERC, PDECat y CUP) Cuatro candidaturas “unionistas” (PP, Ciudadanos, PSC y Recortes Cero) y una candidatura ambigua con fuertes tendencias secesionistas (Comú-Podem).

El izquierdismo de ERC es puramente nominal y el de la CUP es instrumental dado que ambos en los momentos clave del Procés nunca ha dudado de que parte están: el Nacional-Catalanismo.

El día de la marmota

El izquierdismo de Comú-Podem queda muy deslavazado con el posicionamiento ante el conflicto generado por el Procés y parece, como ya han demostrado, que sus representantes acaban siempre al lado del Independentismo, olvidándose de las clases trabajadoras que dice querer representar. En autonómicas de 2015 generó desconfianza en los barrios obreros y sus resultados fueron penosos. En estas donde se han ido quitando poco a poco la piel de cordero puede que sufran un severo revés.

Parece clara la opción de pacto con ERC de Comú-Podem tras las elecciones. Si ese pacto con algún otro –no podemos descartar ni a PSC, ni a la CUP, ni siquiera al PDECat- conformara el nuevo Govern de la Generalitat nos situaría, de nuevo, en el mismo punto de partida de 2015: Un gobierno obsesionado con la realización de un referéndum de autodeterminación, que no atendería a las necesidades reales de la sociedad catalana y a su diversidad. Vuelta a empezar, un procés en espiral.

Rompiendo el día de la marmota

Es evidente que reforzar las opciones no nacionalistas de izquierdas es importante, pero también lo es, y mucho, ayudar a que Comú-Podem pierda representatividad en el próximo Parlament, que se minimice la buscada función bisagra que pretende Colau, convirtiéndose imprescindible para el sector independentista. Una función bisagra evidentemente en un solo sentido aunque lo vista de falsa equidistancia.

Es por ello que pido el voto para la candidatura “Recortes Cero – Grupo Verde” que se configura como única opción de izquierda no independentista capaz de recoger los votos de las clases trabajadoras hartas del secesionismo y que desean un cambio real en Cataluña hacia una sociedad más igualitaria, más justa y solidaria, y que llenaron las calles los pasados 8 y 29 de octubre.

Los que no contamos para el nacional-catalanismo no queremos volver al incio, no queremos volver al statu quo donde los secesionistas tienen el poder de la Generalitat. No queremos más componendas para alimentar y mantener un proceso de quiebra social. Queremos un cambio. Queremos un Govern de la Generalitat al servicio de todos los catalanes, tengan el sentimiento de pertenencia que tengan y hablen el idioma que hablen: catalán o castellano.

Ayudemos a que “Recortes Cero – Grupo Verde” entre en el Parlament, a pesar de un sistema electoral tramposo. Si se llega al 3%, 3 diputados, mínimo, de izquierda y no nacionalistas, no pactaran con ERC. No es poco. A por los votos, a por ellos.

Nou Barris, Barcelona. 15 de noviembre de 2017

Vicente Serrano

Presidente de Alternativa Ciudadana Progresista

Y miembro del Foro de las Izquierdas No Nacionalistas

Autor del ensayo “El valor real del voto”. Editorial El Viejo Topo. 2016

Publicado en Crónica Popular y El Catalán.

Please follow and like us:
0

Be the first to comment on "21D. Votad, votad, malditos. No es el día de la marmota"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*