La PICIC-praxis de don Raül Romeva

La PICIC-praxis de don Raül Romeva: promete, incumple, compara, insulta y calumnia… que algo o mucho queda

[Crónicas sabatinas] Más acá y por debajo de la identidad étnica sobrecargada y del soberanismo-secesionismo excluyente

No hace falta explicar el “promete, incumple, compara”. Miembro de ICV, eurodiputado con los votos estafados a los electores de IU (el mío entre ellos), se fue del partido, de su partido, cuando le convino y prometió a su secretario general, Joan Herrera entonces, no apoyar a ninguna otra formación electoral en las elecciones de 2015 . Engañó como era habitual en él. Fue, nada menos, el cabeza de lista de Junts pel sí, el tinglado montado por el hijo político del gran estafador y defraudador.

Como responsable de Exteriores, aparte de intervenciones gloriosas que no deberíamos olvidar, llegó a comparar ante familiares de las víctimas del fascismo (yo soy una de ellas, no acudí al encuentro organizado) el actual gobierno del PP, ninguna simpatía con él por supuesto, con los gobiernos del franquismo. Sin inmutarse y sin saber o sin querer saber de qué hablaba cuando comparaba situaciones muy distintas (que, insisto, no trazan ninguna apología del gobierno Rajoy).

Pero lo dicho y repetido ahí queda… y dándoselas de progre. ¡Menudo progre!

Pero veamos ahora las otras características de su praxis política discursiva, recordemos el efecto performativo-ejecutivo del lenguaje:

Supongamos que observando la presencia del gran manipulador y defraudador en algunas manifestaciones del 11S de los últimos años sostengo que todos los asistentes a esas manifestaciones secesionistas son unos corruptos y unos sinvergüenzas. ¿Qué opinión les merecería mi consideración? ¿Una burrada? De acuerdo. Cero absoluto.

Supongamos también que observando la presencia de personas de los alrededores y proximidades de Artur Mas, sostuviera que todos los asistentes a las manifestaciones del 11 S de es tos años son unos vividores, que han sacado tajada persona-muy personal del 3, del 4 o del x por ciento. ¿Qué pensarían de este comentario? ¿Otra burrada y ya van dos? De acuerdo, otro cero.

Supongamos que tomando nota de algunos gritos de las personas asistentes -”bote, bote, español el que no bote”- señalara el insulto antiespañol generalizado de todos los manifestantes contra personas que no piensan o sienten como ellos. ¿Qué pensarían en este caso? ¿Lo mismo? De acuerdo. Más ceros, se van acumulando.

Supongamos que observando la presencia de diez o quince militantes y cargos de Plataforma por Cataluña en esas manifestaciones de las que hablamos señalara que, dado que eso es así y que nadie puede olvidar el pensamiento profundamente reaccionario, xenófobo y racista (y fascistoide, esta vez sí) de esa formación, todos los manifestantes son de la misma cuerda, unos fachas o pro-fachas más o menos disfrazados, incluidos algunos diputados/as que acostumbran a usar estos términos. ¿Qué pensarían? ¿Que he perdido el juicio? De acuerdo. El quinto o sexto cero absoluto.

Supongamos que recordara las manifestaciones a favor de la secesión catalana de la Liga del Norte italiana y que, “por tanto”, señalara el carácter xenófobo y neoliberal profundo de todos los manifestantes de los últimos 11S. ¿Que pensarían? ¿Que he vuelto a decir otra barbaridad? El séptimo cero, no el séptimo cielo de Sisa.

Volvamos a suponer. Supongamos que observando y oyendo algunos gritos y consignas de grupos secesionistas de estas manifestaciones contrarios no sólo al gobierno Rajoy sino a España y a lo que llaman Madrid o Estado español, afirmara que el odio antiespañol es visceral en el movimiento separatista, que para ellos es lo mismo Machado, Ruano, Lorca y Matilde Landa que Franco, Queipo, Mola o Fraga. ¿Qué pensarían? ¿Que matiz es concepto y que la ausencia de matices en mi afirmación es de vértigo? Vale, de acuerdo. El octavo cero.

Supongamos, voy llegando a las notas de cierre, que recordando compases iniciales y compases finales hablara de manipulación generalizada, que han pasado del cuento del derecho a decidir al objetivo de la secesión, manipulando todo lo que han podido y un poco más, confundiendo a unos y a otros, sobre todo a gentes de buena fe, y, además, todos, sin excepción, ha sido programa compartido. ¿Valdría como crítica urbi et orbe? ¿No necesitaría unas cuantas precisiones? Las necesitaría, aunque sea parcialmente verdadero lo afirmado en algunos nodos.

Supongamos, por fin y para no agotar su paciencia, que tomando pie en agresiones de algunos sectores a sedes de partidos o colectivos no secesionistas, afirmara que el movimiento separatista, recordando para calentar motores de odio viejas acciones de Terra Lliure, es esencialmente violento aunque en ocasiones guarde sus formas para no asustar mucho al personal, que basta rascar un poco para darse cuenta de las dimensiones de la fiera-serpiente. ¿Qué pensarían en este caso? ¿Que confundo, una vez más, una parte sin duda existente con el todo? ¿Que así no hay forma, que con argumentos o descalificaciones así no vamos a ninguna parte? Pues de acuerdo, vale, tienen razón. Décimo cero. No paso curso.

Pues si es así, y todas las críticas son apuntadas son pertinentes, ¿qué pensar entonces de la afirmación del conseller de Exteriores, todo un responsable político en activo del gobierno secesionista de Junts pel sí, cuando afirmó en el Parlamento catalán el 21 o 22 de este mes de marzo que los manifestantes convocados por Societat Civil Catalana el pasado domingo 19 de marzo eran unos 10 mil falangistas, sin matices, sin comentarios y mu feliz de conocerse a sí mismo como català-molt-català? ¿Vale en esta ocasión? ¿No es también un insulto inadmisible? ¿Los ciudadanos que forman parte de la base de Ciudadanos, incluso del PP, también del PSOE y de colectivos con banderas republicanos, los hubo también aunque pocos, son todos ellos unos falangistas? ¿Se puede formular un insulto así y seguir como si no se hubiera dicho nada? ¿Todo vale cuando hablan e insultan? ¿Todo vale cuando lanzan sus palabras con veneno? ¿No admiten que pueda haber ciudadanos que nada tienen que ver con el falangismo, que son más bien antifalangistas de probada trayectoria, que han sido perseguidos y golpeados por la Falange en sus carnes o en las de sus familiares (asesinados incluidos), y estén en desacuerdo con el llamado proceso-procesismo y puedan manifestarte contra lo que consideran un golpe institucional y antidemocrático del gobierno secesionista con sus diversas y conocidas prolongaciones?

¿Vale aquello entonces de que quien no está conmigo está contra mí y que como yo soy o digo ser demócrata catalán, los demás son unos fascistas o unos falangistas, todos ellos? ¿Estará insinuando el conseller Romeva que los opositores, los contrarios al secesionismo (éste antidemocrático en sus últimas operaciones y estrategias) somos falangistas? Nosotros, los que luchamos contra el fascismo y tenemos familiares, más de uno, asesinados por el fascismo español, en un caso por falangistas sevillanos, ¿somos partidarios de Falange?

¡Pero qué se ha creído don Romeva, pero qué se han creído todos ellos!

Salvador López Arnal
Rebelión, 1 de abril de 2017
Articulo completo aquí

  1. Recomendaciones. 1. “La Comissió de Venècia també afirma que el Govern ha d’obeir (obedecer) el TC”.
  2. C.J. Villarejo, “La fortuna de los Pujol proviene de la actividad política.”
  3. También este libro, una joya, del ingeniero y activista antinuclear Paco Puche, Amianto. Una epidemia oculta e impune, Madrid, Los Libros de la Catarata, 2017. Cataluña es una de las comunidades españolas más castigadas; este debería ser uno de los grandes asuntos del país. El libro de Puche se abre con una cita de Remi Poppe, un ex diputado holandés: “A excepción de la pólvora, el amianto es la sustancia más inmoral con la que se haya hecho trabajar a la gente; las fuerzas siniestras (…) sacrifican gustosamente la salud de los trabajadores a cambio de los beneficios de las empresas”.

Nota

1) Henry Kamen, España y Cataluña. Historia de una pasión, Madrid, La Esfera de los libros, 2014, pp. 212 y ss (traducción de José C. Vales).

Please follow and like us:
0

1 comentario en «La PICIC-praxis de don Raül Romeva»

  1. Simplemente EXCELENTE !!!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »