Congreso del PP. El por qué debe mandarse a este partido a la oposición.

El problema es ¿quién lo hará, cómo lo hará y para hacer qué?

Antes de iniciar el Congreso, algunos dirigentes, incluyendo a Rajoy, se explayaron en tonos solemnes, cachondos o cómicos y hasta con tufo neofranquista. Rajoy, en su línea clásica de aparentar subir y bajar la escalera al mismo tiempo, mientras va diciendo que es fácil y cómodo andar por terreno llano al servicio de España.

Un Rajoy que nos ilustra nuevamente con la España que recogió hecha unos zorros, que la ha sacado de la miseria, la ha convertido en el espejo en que se mira Europa y el mundo y nos advierte de que como todavía quedan unos problemillas, lo mejor es continuar dándole la confianza para otros años más para que otros no vuelvan a hundirla. Todo eso con frases de exultante patriotismo de partido unido, solvente y defensor de los españoles, no como otros que “caben en una plaza de toros y andan a la gresca”, peleándose por temas personales, a diferencia del PP que está unido y en todos los pueblos. Eso, en cuanto a Rajoy.

María Dolores de Cospedal satisfecha porque, por pocos votos de diferencia, ha ganado una votación para poder continuar manteniendo diversos cargos de gobierno y de partido al mismo tiempo, declara que había que salvar a España y lo han hecho, no como los Pimpinela que están aquí al lado, en referencia a Podemos, y remacha como una especie de autocrítica que, en “algún caso”, tardaron en reaccionar frente a la corrupción, una corrupción, añado, que es transversal en todo el PP.

Y, como tercer personaje en el evento congresual del PP, Rafael Hernando, el flamante portavoz en el Congreso de los Diputados. A éste hay que darle de comer aparte, ya que, aunque sea una perfecta cretinidad y mediocridad política, incluso en el PP, es potencialmente uno de los más peligrosos, ya que tiene una impronta neofranquista y una recámara de imágenes truculentas que, en cualquier momento puede saltar si considera que las circunstancias lo requieren, pidiendo nuevos paredones para los “populares del chavismo” “los comunistas”, refiriéndose de forma torticera a los de PODEMOS de Vista Alegre. Yo como comunista tomo nota.

Hay otros personajes y políticas en el congreso del PP. No todo es charca y souflé, pero hoy no me interesa nada analizarlo, ya que el humilde, y seguramente inútil, objetivo de este artículo era para dos cosas concatenadas: la primera, explicar lo que a mi entender es y representa el PP y la razón de por qué debemos mandarle a la oposición, y la segunda, que el problema, de momento insoluble, es, ¿quién lo hará, cómo lo hará y para hacer qué? Tres incógnitas para una solución. Como podéis comprobar tengo poca o ninguna confianza en los que celebran la Asamblea en la plaza de toros de Vista Alegre y en sus auxiliares subalternos, que esperan a ver qué les dan los que mandan y mandarán en PODEMOS.

Por una alternativa al pp desde la izquierda. Es necesaria, aunque largo me lo fiáis.

Barcelona: año 5 del aquelarre

Parece que termina un episodio más del mismo y queda lista para sentencia la anécdota del tinglado del 9 N, adornada con guirnaldas sobre la democracia, las urnas, el “dret a decidir”. Desde la manifestación del lunes de unas 20.000 personas, menos de los que esperaban los organizadores pero más de las que merecía la bufonada, para acompañar a Artur Mas, Neus Munté y Joana Ortega hasta el tribunal,  pasando por las diversas facetas del juicio hasta hoy, no podemos quejarnos por falta de espectáculo.

Ha habido de todo: el“govern” en pleno, los dirigentes de los partidos de Junts pel Si, como obligación militante, los medios del régimen, con TV3 y Catalunya Radio a la cabeza, un Josep Cuní que se había disfrazado de neutral hasta hace poco, aunque sin engañar a nadie, los secretarios generales de CCOO y UGT, como muestra de subordinación de la burocracia sindical a los poderes burgueses nazional-independentistas, y hasta un tal Nuet, uno de los más claros exponentes de la corrupción moral y política de la otrora izquierda. Termina otro episodio, que sería sólo cómico y patético, sino fuera porque es un paso más hacia cotas de enfrentamiento superiores a las actuales, que ya deberían ser preocupantes hasta para los responsables de las mismas.

Si quieren que les diga lo que de verdad pienso de todo esto, es que hubiera preferido que, en vez de un juicio a unos cuantos cobardes políticos que ni siquiera han tenido el coraje de defender lo que con tanta chulería proclaman en la calle y se han excusado con un “no sabía”, se hubiera juzgado a los que desde Banca Catalana, y antes, y durante 23 años de presidencia de Jordi Pujol, y después, han robado lo que no estaba escrito. Los que se han sentado en el banquillo estos días, son corresponsables de aquellas fechorías de los Pujol, Alavedra, Prenafeta, Millet y una larga saga.

Y parece que los juzgados están muy atareados, colapsados o silenciados para avanzar en el juicio de los hechos penales cometidos por “els nostres lladres”, los que cubren el robo con la senyera, la estelada y la barretina. Mientras tengan cerebros nacionalistas vacíos y serviles lamebotas de cómplices necesarios, tipo Ada Colau, Domènech, Catalunya sí que es Pot, que arrodillan a la histórica izquierda, con sus pretéritos defectos y virtudes, a los pies de los nuevos-viejos burgueses, continuarán mangoneando y deformando la Catalunya real, a la clase trabajadora, a la intelectualidad despistada o perpleja y, lo más grave, a los niños que adoctrinan  al más puro estilo franquista, vendiéndoles arcadias para que de mayores sean golpistas como ellos mismos.

Y en esta tarea, están los que viven, y/o piensan vivir, de la teta independentista, los OMNIUM, la Assemblea Nacional Catalana, Sellarés y sus mafias, Carme Forcadell, Puigdemont, Homs, Munté, Rigau…, y los “intelectuales orgánicos” tipo Pilar Rahola, Vicent Partal y otros, que son los que envían a sus somatén a amenazar al populacho, desde la calle o desde los medios de propaganda que controlan ferreamente, empezando por TV3 y Catalunya Radio.

Además de todos los citados y lo que representan, el “prusés” también es apoyado de manera vergonzante y vergonzosa por los cómplices necesarios con pedigrí de “izquierdas” como Joan Carles Gallego, nefasto secretario de CCOO de Catalunya, el Secretario de UGT, antes José Álvarez, ahora Camil Ros, los de “Catalunya Sí que es Pot“, Rabell, Domènech, Pisarello, Ada Colau, Iglesias, Errejón, Garzón, Centellas y sus entornos. Hay algo peor que ser independentista, ser lamebotas de los independentistas.

Iceta y el PSC-PSOE, responsables parciales y marionetas de la situación

No hablemos ya del PSC y del PSOE, que son una lamentable muestra de la ineptitud, la cobardía política y el ser capaces de ser los iniciales y principales causantes de parte de lo actual, con aquella reforma del Estatut que nadie pedía entonces y de defender de boquilla un federalismo que han sacado de la maleta cuando empezaron a ir mal dadas.

En conjunto, todos los que se declaran federalistas y proclaman la España Federal, como el caso del PSOE o los sindicatos, o incluso La República Federal, supongo que Española, cual es el caso de IU, En Comú Podem, el PCE…, son una patética muestra de la inutilidad de la“izquierda” actual para poder organizar a la clase trabajadora y que ésta encabece un proceso de regeneración democrática que evite la confrontación a la que nos dirigimos.  Y que proponga, organice y defienda la alternativa que necesitan los trabajadores y trabajadoras de Catalunya y de España, por no ir más lejos, una alternativa solidaria, universalista e internacionalista, desechando, denunciando y combatiendo los nacionalismos, los grandes y los pequeños, sean catalanes, vascos o españoles, que, más pronto que tarde, se convierten en actitudes filo fascistas que acaban como el rosario de la aurora, a farolazos.

Perfectamente alineados y alienados recordando otros tiempos

Es verdad que el catalán todavía es un fascismo contenido, buscando no alarmar demasiado a los centenares de miles de seguidores convencidos, a los desinformados e ignorantes que comulgan con las grandes mentiras del régimen y siguen oliendo la peste identitaria que difunden para engatusarles los amos del pensamiento único y tramposo en las concentraciones donde el pueblo y los individuos se convierten en masa amorfa.

Primeras condenas a los ladrones de Gürtel-PP. es preciso acelerar la limpieza.

No me digan que no hubiera sido una excelente noticia, signo de que están acabándose las impunidades, que a los dos días de que fuera evidente que Rato, todo un ex-Vicepresidente de gobierno y muchas más cosas, quedara de nuevo señalado como defraudador, blanqueador de capitales, muñidor de comisiones para enriquecerse, y asiduo de paraísos fiscales; y de que cuando las primeras condenas caen sobre los de la Gürtel-PP, se aceleraran los juicios contra todos los corruptos con entidad, es decir, los grandes corruptos y corruptores.Que el juicio en Catalunya hubiera sido el de los Pujol y todo lo que hay alrededor, conociéndose incluso todas aquellas ramas que Pujol, en el interrogatorio en el Parlament, amenazó con sacudir si le apretaban demasiado las tuercas.

Es hora de que nos enteremos de toda la trama corrupta de España, en Madrid y Valencia, o en Catalunya y Andalucía, y de que se juzgue y penalice sin que queden camuflados hechos y nombres, complicidades y contubernios entre cúpulas partidarias, gobernantes y jefes de Estado. Espero que haya fuerza, capacidad y voluntad en el futuro inmediato para que así sea.

Una de las encausadas por el 9N ha dicho “las urnas no se imputan”. De acuerdo, es simple: cumplir las leyes aprobadas democráticamente y si algunas no gustan, cambiarlas por métodos democráticos cuando haya capacidad de convicción y fuerza social y política para ello.

A mí hay muchas cosas, leyes incluidas, que no me gustan, las denuncio, combato e intento acumular fuerza política y social para cambiarlas. Imputar, juzgar y condenar a los ladrones, corruptos y corruptores, es una prioridad no exclusiva.

La pobreza, la enfermedad más grave

En una conferencia acabada de celebrar en el Club Siglo XXI de Madrid, el Presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sandín, afirma que es una realidad incuestionable, avalada por los datos y argumentos que da en su intervención, que “La enfermedad más grave a la que nos enfrentamos los médicos, es la pobreza”.

No es, por tanto, una opinión individual, sino cualificada y representativa de lo que opinan gran parte del colectivo de médicos, conocedores de la situación social por la que atraviesan amplios sectores sociales.

El Presidente de la OMC utiliza datos que, aunque no son desconocidos, están en un segundo o tercer plano en la denuncia de la realidad que vive mucha gente, a causa de la profundización de la crisis económico-social del capitalismo en su fase neoliberal actual, crisis en la que, como siempre, éste supera la bajada de ganancias con el recorte de salarios, empeoramiento de las condiciones laborales y drástica reducción de servicios públicos básicos.

Los presupuestos sanitarios han perdido más de 9.000 millones de euros en lo que va de 2009 a 2014, y los datos posteriores deben ser similares, lo que ha significado, entre otras cosas, la liquidación de 30.000 empleos en enfermería y 10.000 médicos menos.

El Presidente de la OMC señala, apoyado por sólidos datos y argumentos, que han empeorado los indicadores de salud, con prevalencia de enfermedades crónicas y más utilización de servicios asociados a diabetes, depresión, ansiedad y trastornos mentales. Con listas de espera cada vez más largas, relacionadas directamente con la reducción de puestos de trabajo, con la no sustitución y con la precariedad en el conjunto del sistema sanitario. Lo que en conjunto representa un importante empeoramiento en el Servicio Nacional de Salud que, a pesar de los recortes, tiene una estructura para recuperar su calidad, y no ocupar el puesto 19 en la UE.

Esta realidad que empeora un servicio básico fundamental como es el de la salud, tiene causas objetivas y evitables en gran parte y en el momento de denunciar la situación deben hacerse propuestas.

Yo voy a citar, sin pretender dar soluciones mágicas, que no tengo, ni ser exhaustivo, algunos elementos que permitan disponer de más recursos para la recuperación de lo perdido en el sistema de salud y para su permanente mejora, recuperando presupuestos y personal necesarios y sacando el dinero de dónde está:  evitando gastos en torno a  locuras identitarias y akelarres nacionalistas; tomando y, sobre todo, aplicando, medidas drásticas contra la corrupción y la recuperación del dinero robado; reduciendo los gastos parasitarios en armamento y apostando por la paz y el fin de las guerras neocoloniales; haciendo que el sistema de impuestos saque más recursos de las grandes fortunas, patrimonios y ganancias.

En esa línea debe ir el programa concreto, urgente e imprescindible que la izquierda política y sindical tiene la obligación de defender en la calle, en los centros de trabajo y estudio, en las instituciones y en las mesas de diálogo social, en vez de estar bailando el agua al gobierno del PP y a la patronal en mesas de tute amistoso; denunciar y combatir las políticas de la Generalitat en vez de hacerse fotos vergonzosas en Catalunya con los primeros que pusieron en marcha las medidas de privatización y recorte sanitario; llevar hasta las últimas consecuencias la lucha contra la corrupción en la Gürtel y derivados, en el caso Pujol y complicidades, en los ERES andaluces, y recuperar el dinero robado.

Y, finalmente, o en primer lugar, articular en toda España una permanente actividad y movilización social y política por alternativas concretas a los principales problemas que afectan a la clase trabajadora. La izquierda sindical y política, que ha perdido toda la ideología con sentido de clase – algún cretino dice que esto es una antigualla dogmática, emulando el vocabulario de la derecha de toda la vida-, debe recuperar el internacionalismo solidario, con programas políticos breves,  concisos y entendibles  y  propuestas concretas en España y en Europa, para hacer frente a las medidas que ha impuesto la globalización neoliberal, y que han sido aceptadas como algo irreversible.

Junto a propuestas concretas frente a imposiciones concretas, reconstruir un pensamiento y una acción para el cambio social, desde la perspectiva de que bajo el sistema capitalista-neoliberal no hay solución alguna de fondo a los problemas que sufren los que con su trabajo crean la riqueza.

No hacerlo así es continuar aceptando el deterioro social y en la salud y dejar el camino expedito a la ultra derecha a la que no se combate con vacuas e inútiles denuncias, sino no dejando que se atribuya la defensa de las clases populares haciendo las políticas que antes defendía y aplicaba la izquierda sindical y política.

Francisco Frutos Gras
Ex Secretario General del PCE
Crónica Popular. 13 febrero, 2017

Please follow and like us:
0

1 comentario en «Congreso del PP. El por qué debe mandarse a este partido a la oposición.»

  1. Un artículo muy bueno que comparto en su totalidad, y además se agradece el buen uso del idioma, nada de «todos y todas, empoderamientos, gobernanzas, etc.», esa verborrea de caraduras y golfos tan habitual en «las izquierdas».
    Salud y libertad

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »