Ante la deslegitimación del Parlament de Catalunya

Comunicado de Alternativa Ciudadana Progresista ante la deslegitimación del Parlament de Catalunya en el día de hoy.

El Parlamento Catalán tiene una soberanía limitada ya que emana de la Constitución Española y por tanto sus competencias están reguladas por esta y por su Estatuto de Autonomía.

La argucia legal para introducir en el orden del día un debate y votación que expresamente le había prohibido el Tribunal Constitucional sitúan al Parlament fuera de la legalidad y de la legitimidad.

Desde Alternativa Ciudadana Progresista entendemos que ante conculcación de derechos u opresión, la sociedad está legitimada para incumplir las leyes injustas y opresoras. Entendemos que existen medios de resistencia pacifica ante las injusticias.

Pero entendemos que no existe legitimidad de la mayoría nacionalista (JxSí + CUP) del Parlament, ya que la reivindicación sobre el “derecho a tener un estado propio” o el “derecho a decidir” son tan solo eso, reivindicaciones sin base legitima.

Hoy el Parlamento de Cataluña ha dejado de representar a todos los catalanes, a todos sus ciudadanos. La suma de votos, en las elecciones autonómicas de 2015, de JxSí y CUP es del 47,74%. Gracias a un sistema electoral tramposo ambos tienen el 53,33% de los diputados. La realidad es que solo representan al 36,83% de los catalanes mayores de 18 años.

En las pasadas Elecciones Generales la abstención en Cataluña se disparó de nuevo superando el 34% desde el 22,56% de las autonómicas. Ciertamente la CUP no se presentó por lo que el nacionalismo solo consiguió un 32% de los votos emitidos (casi el 21% del censo).

No parece que el secesionismo esté al alza, pero sus representantes se resisten a aceptar que las tendencias están cambiando y, para ello, no dudan en maquillar encuestas o –como en este caso– huir hacia delante sin ser conscientes de las consecuencias, no solo legales, sino de convivencia social que tales decisiones pueden traer a la sociedad catalana.

Su inconsciencia e ineptitud parecen querer forzar un choque de identidades más propia de épocas feudales que del siglo XXI.

Alternativa Ciudadana Progresista considera que es necesario emprender un proceso de eliminación de tensiones identitarias y comenzar una etapa de trabajo hacia una sociedad más justa, libre y equitativa.

Junta Directiva de Alternativa Ciudadana Progresista

Barcelona, 27 de julio de 2016

Please follow and like us:
0

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Traducción »