Autonómicas 2015 en Cataluña. Las trampas del sistema electoral.

urnA

La polarización entre el Si y el No ha dejado claro algunas cosas:

La sociedad catalana está dividida en dos. Hay un 48% de votantes que quieren la secesión frente a un 52% que pretende mantener a Cataluña dentro de España. Los independentistas representan tan solo un 36,8% de la población mayor de edad y los unionistas un 39,9%. La independencia con esos mimbres es una quimera. No hay un clamor, hay dos clamores contrapuestos.

Aparentemente Cataluña es más de derechas. Ya que el 68,8% ha votado candidaturas situadas en la derecha (JxS, C’s, PP y Unió) frente a un 31,1% eligió opciones de izquierda (PSC, CatSiPot, CUP, PACMA, Recortes Cero-EV, Guanyem y Piratas). La representación social se ajusta a un 52,8% de derechas y un 23,9% de izquierdas.

La izquierda no ha entendido el cambio al color naranja del cinturón rojo. La clase obrera catalana no se siente partícipe del proceso secesionista y no entiende las ambigüedades y la obcecación de CatSiPot (ICV+PODEMOS) y del PSC con el manido “derecho a decidir”, la reclamación de la diferencia, o su disponibilidad a los blindajes fiscales, lingüísticos y judiciales. Su incapacidad y enrocamiento la aboca a la residualidad. La mezcla de politólogos de salón y el embebimiento nacionalista desde la lucha antifranquista acabará con la izquierda.

Habrá que repensar la izquierda.

Vicente Serrano.
Leer artículo completo en su blog

Please follow and like us:
40

Be the first to comment on "Autonómicas 2015 en Cataluña. Las trampas del sistema electoral."

Deja un comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Traducción »