Frente a las imposiciones: democracia

Logo ACP

Comunicado.

Alternativa Ciudadana Progresista observa que los niveles de convivencia en Cataluña corren serio peligro ante actitudes que se están dando últimamente. Los hechos acaecidos tienen su origen en el empeño de una parte minoritaria, aunque con mucho poder mediático y económico, de la sociedad catalana en forzar un proceso de ruptura con el resto de la sociedad española.

Desde las instituciones del Estado se deberían evitar estas situaciones y mantener una estricta neutralidad en temas de identidad, garantizando los derechos de todos los ciudadanos. Es necesario recordar que la Generalitat de Catalunya es una institución del Estado.

Los hechos:
•    La actitud incívica, de difamación, presión y acoso a una familia por reclamar el derecho de incluir el castellano como lengua vehicular junto a la sentencia favorable del TSJC imponiendo un 25% de castellano, es inaceptable y recuerda situaciones que podríamos calificar de protofascistas.
•    La reacción del Coordinador de EUiA, Sr. Nuet, ante la libre expresión de Marina Pibernat sobre el nacionalismo, forzándola a retirarse de la candidatura, junto a otras reacciones airadas e insultantes, más cercanas a un maccarthismo nacionalista que a un deseable y sano debate democrático. Se salva de esta connivencia con el nacionalismo el PSUCviu al sacar un comunicado criticando el linchamiento mediático de Marina.

Ambas situaciones nos muestran una sociedad quebrada y poco cohesionada socialmente. La falta de respeto a posicionamientos distintos a lo que institucionalmente se pretende imponer como la única verdad y esas reacciones airadas nos generan preocupación por la calidad democrática de hoy en Cataluña. Es llamativo que esa cohesión social que se afirma cuando defienden la “inmersión” queda bastante en entredicho en cuanto se la critica.

Alternativa Ciudadana Progresista lleva años repitiendo que el falso sistema de “inmersión lingüística” responde a intereses no pedagógicos sino de asimilación identitaria y de construcción nacional propio de nacionalismos étnicos como el padano o el austriaco y que como siempre hemos denunciado pretende proteger a las clases dominantes del lugar y a sus privilegios. La lengua se convierte en una herramienta de poder y no en un medio de comunicación. Lo más grave es que esto se da bajo un sistema supuestamente democrático. Es increíble cómo se critica al sistema desde el nacionalismo cuando se habla del ámbito español y cómo se apoya en él cuando el ámbito es catalán.

Paradójicamente los dirigentes de ese catalanismo llevan a sus hijos a escuelas donde no se practica la “inmersión”, sino una formación multilingüe. La “inmersión” la dejan para las clases populares que no pueden pagarse colegios de alto standing. Hay un proyecto de ingeniería social que pretende una hegemonía social del nacionalismo/independentismo. Tras más de 30 años y con miles de euros gastados los resultados reales son bajos a pesar de que mediáticamente pretendan vender lo contrario.

Alternativa Ciudadana Progresista siempre ha apostado por un sistema bilingüe (conjunción lingüística) donde catalán y castellano sean equivalentes como lenguas vehiculares y la presencia del inglés como tercera lengua. Consideramos que la actual situación solo es posible mantenerla por la actitud sumisa de la izquierda que ha antepuesto el proyecto identitario al proyecto emancipador de clase.

Alternativa Ciudadana Progresista tiene como objetivo un cambio constitucional en España que ahonde en los derechos sociales, ahora solo declarativos, para hacerlos efectivos. Apostamos por la República para atacar las desigualdades y resolver la estructura del Estado con un sistema federal que elimine asimetrías entre ciudadanos y territorios.

De nuevo rechazamos los actos antidemocráticos antes descritos que no son admisibles en una sociedad donde se respetan los derechos civiles y se persigue eliminar las desigualdades sociales, económicas y políticas.

Junta directiva de Alternativa Ciudadana Progresista.
Barcelona, 18 de mayo de 2015

Sé el primero en comentar en «Frente a las imposiciones: democracia»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »