El engaño del PP, la “izquierda” y el debate identitario

El PP no cumple ninguna de las promesas públicas que hizo cuando, en su fase de alcoholismo agudo contra el PSOE, se proclamó obrerista, populista, defensor de la mujer, del joven, del adulto y hasta de la madre que nos parió a los izquierdistas. Por no cumplir, ni siquiera cumple con el programa electoral con el que ganó las últimas elecciones generales frente a un PSOE desahuciado, al menos temporalmente, por haber pasado del optimismo económico enfermizo a la entrega total a la Troika y a los caciques europeos del dinero, la política y la propaganda. Mejor dicho, el PP sí cumple los aspectos más retrógrados de su programa, los referentes al aborto, la financiación de la iglesia y el laicismo, entre otros.

El PP engañó, mintió y engatusó a una parte considerable de la sociedad española, siendo no menos cierto que ésta se dejó embaucar. El PP, en definitiva, cumpliendo su «misión histórica» de partido de la derecha aplicó, y aplica, en esta fase de fascismo económico y social general, no solo las políticas propias de la derecha, sino las del neoliberalismo más intransigente y brutal.

Objetivo número uno hoy, liquidar al PP de la política gobernante, sin avalar pactos cuyo principal objetivo sea el cambio de protagonista en la aplicación de políticas parecidas, según mandan la Troika y el conjunto de poderes del capital.

La “izquierda” en la actual coyuntura

Casi a título de pregunta asombrada e ingenua, sin necesidad de encontrar una respuesta coherente y articulada, que creo que cada persona debe buscar en la realidad actual y entresacarla, para entender algo: ¿Qué elementos y personajes se infiltraron o fueron asumidos gradualmente en la «izquierda» social, sindical y política, especialmente en la Catalunya de tan arraigada y fuerte tradición obrera, que han hecho cambiar en su casi totalidad la lucha de clases por el nacionalismo identitario reaccionario

El debate político y social imprescindible en cualquier sociedad, y mucho más en una, no sólo dividida en clases diferentes y antagónicas, sino en la que la clase capitalista dominante, sea catalana, española o europea, aplica unitariamente las recetas del neoliberalismo más egoísta y despiadado, se ha convertido en un espectáculo indecente en el que los problemas de fondo de Catalunya, del conjunto de España, o de Europa, no son los que se derivan de un sistema y régimen caducado sin alternativas de futuro, que reduce y recorta las condiciones de vida y de trabajo conquistadas en un largo período, sino la tergiversación y manipulación de la historia, la creación de identidades abstractas y manipuladas, la sustitución de los intereses de clase por las mentiras totalitarias. En Catalunya, hoy están haciendo lo mismo que hizo el franquismo en España.

No es momento de rendirse ante esta evidencia. Es momento de combatir política, social e intelectualmente por un proyecto de reforzamiento de la relación unitaria de la clase obrera y popular de Catalunya y del resto  de España y de la convivencia. Y esto pasa por una reforma constitucional de carácter federal negociada entre todas las organizaciones sociales, sindicales y políticas, con la participación de las instituciones centrales y autonómicas, y refrendada por el conjunto de la población española.

Francisco Frutos, Blog de Francisco Frutos, 03-01-2014

 

Please follow and like us:
0

Sé el primero en comentar en «El engaño del PP, la “izquierda” y el debate identitario»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »