Un acuerdo de IU, ICV-EUiA sobre el derecho de autodeterminación

IU, EUiA y los nacionalismos

Las tres organizaciones han llegado a un acuerdo sobre Catalunya-España, el Estado Federal, la autodeterminación y el derecho a decidir. Lo han presentado a la opinión pública, al parecer ansiosa de un compromiso de este tipo para hacer frente a sus problemas y a la crisis, como un acuerdo favorable a decidir de los catalanes y de «los otros pueblos del Estado que manifiesten la voluntad de ejercer este derecho«. Este texto, considerado como uno de los más importantes del acuerdo, me induce a preguntar: ¿cuáles son los otros pueblos del Estado?, ¿hemos reciclado el «café para todos» al derecho de autodeterminación urbe et orbe?

Dicen los medios que IU es la primera organización estatal que reconoce el derecho de decidir de los catalanes. Menos mal que siempre nos adelantamos a todos. Luego se va desarrollando el texto para culminar en el compromiso de «trabajar por un Estado federal, plurinacional, social y republicano» en un proceso constituyente. Parece ser que trabajar por esto pasa por pagar peaje anímico en las ventanillas del nacionalismo e independentismo catalán, impuesto como pensamiento único en Catalunya tras 23 años de pujolismo, varios años de deriva tripartidista y llegada del impetuoso ejecutivo Mas a la Generalitat, para hacer neoliberalismo cuatribarrado de acuerdo con el PP y ceder una parte del testigo a su homónima ERC.

Aparte de estas consideraciones, por lo que me afecta, al menos hasta hoy, me produce hilaridad Joan Herrera cuando dice que querían caminar hacia un modelo federal pero con la reforma frustrada del Estatut «nos han dado con la puerta en las narices». Lo mínimo que se debe pedir a un político profesional que se las da de izquierdas es que no manipule ni  tergiverse la realidad: si quería reformar el estatut en sentido federal, debía proponer en serio una reforma constitucional en toda regla, de acuerdo con la izquierda catalana, la española y la mundial, como paso imprescindible.

Lo que pasa  es que cuando se navega tanto tiempo en las aguas estancadas del nacionalismo, sin otro proyecto propio que el de seguir la corriente de un reformismo social débil, se pierde hasta el último vestigio del  anterior ADN de un PSUC que, con todas sus contradicciones, tenía  una raíz profundamente socialista e internacionalista. Como pequeño ejemplo de ello, ICV saca un diputado europeo con los votos de IU, diputado que envía inmediatamente al grupo verde, que al igual que ICV vota por la guerra de Libia, de Siria y, si se tercia, firma resoluciones contra Cuba.

Finalmente, me ha hecho gracia la afirmación de Cayo Lara: «queremos que Catalunya no piense que al otro lado no hay nadie».  ¿Qué Catalunya, la del nacionalismo y el independentismo, ahormada en las últimas décadas según el modelo ancestral de una identidad exclusiva? ¿Al otro lado de qué y de quién? Al «otro lado» hay mujeres y hombres, comunistas, socialistas que todavía se lo creen, republicanos a secas, viejos luchadores y luchadoras hermanados con los catalanes por lazos de lucha común, de solidaridad, de nexo social de clase compartido, y gentes sin ninguna adscripción ideológica o política concreta a la cual nos debemos dirigir desde la convicción de que podemos convencerla sin establecer más «otros lados» que los que existen ya, fruto de  las diversas fragmentaciones que el capitalismo y las derrotas del pensamiento emancipador han impuesto a las clases populares.

Francamente, incluso desde el punto de vista más posibilista, por no decir oportunista, esta resolución no creo que a IU le ayude. Para «trabajar por un Estado federal, plurinacional, social y republicano» sólo es necesario hacerlo directamente sin necesidad de rodeos autodeterministas. Los derechos a la autodeterminación para las personas concretas que luchan por el trabajo, la vivienda, la salud, la educación pública, la paz… Para  las mujeres a las cuales quieren impedir que tengan autodeterminación sobre sus cuerpos y pensamientos. Estos son los verdaderos derechos a autodeterminar. En España no hay colonias a las que aplicar el derecho de autodeterminación de la ONU.

Francisco Frutos fue secretario general del Partido Comunista de España (PCE)

Francisco Frutos, Blog de Francisco Frutos, 31-05-2013

Sé el primero en comentar en «Un acuerdo de IU, ICV-EUiA sobre el derecho de autodeterminación»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »