Delirium tremens catalán

Si el chute de corrupción mediática que le envuelve le ha dejado insensible y necesita una dosis extra, le invito a digerir esta sarta de disparates que acaecen por tierras catalanas. Son pufos mentales que a primera vista invitan a la mofa pero que se van agarrando a la sociedad civil como las garrapatas. Y un buen día son normales, se han legitimado y sirven para que políticos supuestamente serios los lleven en la solapa y los aprueben en el Parlamento. Como el expolio fiscal o el derecho a decidir.

Joaquín Molins, físico e inversor institucional, en una larga entrevista en el programa Singulars de TV3 acaba de proponer una alianza militar nuclear entre Cataluña y China para hacerse respetar ante la Unión Europea en el caso de que ésta no le permita seguir en su seno después de la independencia. Según el personaje, en el caso que la UE amenazara la seguridad de Cataluña ofreceríamos a los chinos parte del puerto de Barcelona o del puerto de Tarragona para que pudieran atracar los buques y tener su Armada en el Mediterráneo, es decir sus portaviones y sus submarinos nucleares.

Según el personaje, ante tal amenaza, la UE se acojonaría y aceptaría de nuevo y de inmediato a Cataluña. No me estoy mofando de su buena fe, escúchelo usted mismo a partir del minuto 46 –si es masoquista, escuche todo el programa–.

«Yo siempre le echo la culpa,¡Madrid tiene toda la culpa!». De que haya putas en Cataluña. Al habla el alcalde de Pont de Molins, Josep Fuentes. Lo dice con un aplomo y un desparpajo que, de no haberse emitido en el telenoticias de TV3, creeríamos estar ante uno de esos videos ingeniosos de You Tube para divertir a los amigos. Por supuesto, la puta hablaba en castellano. ¡Para que después se quejen esos de C’s de que en TV3 no dan cancha a la lengua de Cervantes! Por supuesto, acusaba a Madrid en correcto catalán. Lo que no estoy tan seguro es quién de los dos prostituía más el lenguaje.

TV3, esa televisión pública al servicio de todos los catalanes, nos dio recientemente otra muestra de pedagogía del odio presentando a los jugadores del Real Madrid como hienas a la caza del cervatillo Messi. Cualquier adulto con un rudimentario conocimiento de manipulación de imágenes sabe que la selección maliciosa puede convertir a un jugador o a un equipo en un asesino en serie. El problema es que este contrabando envenenado lo digieren también niños y adolescentes predispuestos a aceptar cualquier cosa que confirme su rivalidad. ¡Y después se quejan de las putas!

Tenemos también a la Asociación Mossos per la Independència, que ha dirigido una instancia a Ramon Espadaler, consejero de Interior de la Generalidad, para que retire la bandera española de todas las comisarías de la policía autonómica. Alegan que la Guardia civil no pone la senyera. Solicitan también «dejar de ser una Policía Autonómica» y convertirse en «Policía Nacional Catalana». Por lo que se ve, el exconsejero Felip Puig no andaba demasiado descarriado cuando reclamaba hace unos meses el compromiso de los Mozos con la independencia. Al fin y al cabo, si, ante la presentación de un recurso de inconstitucionalidad contra la declaración de soberanía del Parlamento de Cataluña por parte del Gobierno de España, Artur Mas, presidente de la Generalidad, sentenció que contra el derecho a decidir «no hay leyes ni Constitución», ¡qué disparate no se atreverán a decir simples subordinados! Menos mal que Mortadelo y Filemón les siguen la pista de florero en florero.

Antonio Robles, Libertad Digital, 14-02-2013

Please follow and like us:
0

Sé el primero en comentar en «Delirium tremens catalán»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »