Una observación. Dice F. Savater: «En c

Una observación. Dice F. Savater: «En cuanto al esperanto, […] no cabe sino certificar su fracaso». Muy bien, ése es el espíritu. Certifiquemos pues, de paso, el fracaso de la Paz Mundial, el fracaso de la lucha contra la pobreza, el fracaso de la igualdad de sexos, etcétera. Ya en serio, un par de datos objetivos: El esperanto ha pasado de ser un idioma conocido por una única persona hace unos 120 años, a ser una lengua viva, con una rica cultura, decenas de miles de obras literarias publicadas, revistas, canciones, poemas; con un número de hablantes, en más de cien países de los cinco continentes, que se estima entre cien mil y dos millones, y va en aumento; emisiones de radio internacionales, millones de páginas web, video, cine, etcétera. Esto ya de por sí es un triunfo sin precedentes en la historia. En cuanto a su adopción como «lingua franca», hay miles de esperantistas en el mundo trabajando en ese sentido. Me parece tan prematuro «certificar» de antemano su fracaso, como hacerlo con otras «utopías» como el fin de la pobreza, digamos. Por cierto, no sería kodak, sino kodako, o en todo caso kodak’, y siempre con el acento en la a. Otras palabras en esperanto que todos hemos pronunciado son «balai» y «mirinda», entre otras.

Sé el primero en comentar en «Una observación. Dice F. Savater: «En c»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »