China e India plantan al G-8 en su compromiso por reducir las emisiones de gases

China e India, dos de los países más contaminantes del planeta y los mayores representantes de las economías emergentes, han dejado bajo mínimos la promesa de reducción de emisiones de gases contaminantes acordada ayer por el grupo de los ocho (G-8). Las dos potencias asiáticas, que juntas suman el 25% de la emisión de carbono del planeta, han reconocido en su reunión de hoy con los ocho que no están en disposición de asumir los compromisos de los países ricos de recortar a la mitad los gases para 2050.

El conocido Grupo de los Cinco (Brasil, México, Sudáfrica, India y China), más Australia, Corea del Sur e Indonesia, han deslucido el gran acuerdo que los líderes ricos esperaban sacar del encuentro del G-8 en Japón. De nada ha servido el mensaje que lanzó la canciller alemana, Angela Merkel, sólo más empezar la Cumbre de Toyako cuando tendió la mano a las economías emergentes y reconoció que la lucha por el cambio climático pasaba por subirles al mismo carro de las potencias mundiales.

Pekín ha defendido su postura ante los ocho. El presidente chino, Hu Jintao, ha alegado que China es un país que "está en un proceso de industrialización y modernización" donde la calidad de vida general todavía "no es alta" y por eso necesita desarrollarse y mejorar. Por su parte, el presidente estadounidense, George W. Bush, no ha variado su discurso al considerar que la cumbre ha logrado "procesos significativos" contra el calentamiento global. Similar mensaje ha querido dejar el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, que ha hablado de "notable progreso" tras el encuentro en Japón.

Sin embargo, el respaldo de las economías emergentes era un impulso clave para el éxito de este acuerdo, que diversas ONG no tardaron en criticar por entender que "está vacío". Los dirigentes del G-8 anunciaron ayer que iban a poner todos los medios a su alcance para ser más verdes e instaron a los emergentes a "cooperar" y "esforzarse" para adherirse al objetivo de recortar al 50% la emisión de gases contaminantes. Los ricos estaban dispuestos a dar tecnología y fondos para que se sumasen a su pacto, pero con China e India fuera de los compromisos finales, queda la sensación de que ha sido inútil.

Subsidios agrícolas

La jornada de hoy también ha estado protagonizada por los subsidios agrícolas. El Grupo de los Cinco ha denunciado que estas subvenciones tienen la mayor parte de la culpa de la actual crisis alimentaria. También han advertido que "es imperativo crear un entorno internacional favorable al comercio relacionado con la producción agrícola, estableciendo un régimen de comercio internacional para productos agrícolas".

Los dos grupos han acordado cooperar para resolver el problema de la subida de los precios de los alimentos, que ha hecho repuntar la inflación en los países en desarrollo, como India donde ha alcanzado su nivel más alto de los últimos 14 años.

Durante la reunión, los países del G-5 y del G-8 han abordado también el alza de los precios del petróleo, que hace un año rondaba los 70 dólares por barril y ahora se sitúa en torno a los 170 dólares por barril.

El País (09.07.08)

Sé el primero en comentar en «China e India plantan al G-8 en su compromiso por reducir las emisiones de gases»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »