Un piso por cinco euros

Miguel Marina muestra las papeletas de la rifa, con la que pretende deshacerse de un piso que no puede pagar.- REUTERSUn madrileño rifa su apartamento al no poderse hacer cargo de la hipoteca

Reuters – Madrid.- Miguel Marina está a punto de perder su piso, pero no el sentido del humor. Está en paro y ha decidido rifar el apartamento de 57 metros cuadrados que tiene en el municipio madrileño de Ciempozuelos ante la imposibilidad de pagar la hipoteca. Quiere vender 64.000 papeletas de 5 euros. Con ese dinero, cancelará su deuda. El ganador se quedará con un piso que le habrá costado 5 euros.

"En el año 2005, me compré un piso. Después de trabajar incluso los fines de semana, (y digo incluso por no decir también, a día de hoy, abril de 2008) y debido a los altos intereses y a la poca seguridad laboral, la cual me ha llevado al paro, me veo obligado a deshacerme de él. No puedo hacer frente a la señora hipoteca. He intentado venderlo pero no me llama ningún comprador. Quien sí me llama, cada mañana, es el señor director del banco preguntando por su dinero. Después de más de una noche sin dormir y sufrir un estrés financiero que riéte tú de Julián Muñoz y pandilla, he llegado a la determinación de coger el toro por los cuernos y hacer frente a esta deuda utilizando algo de ingenio que aún me queda… porque otra cosa, …no me queda… sortear mi piso", escribe el propio Miguel Marina en la página elpisodeloscincoeuros.com

Marina ha asegurado a la agencia Reuters que ha contactado con un notario para asegurarse que todo lo concerniente a la rifa es legal.

El piso, según detalla Marina en las bases del sorteo, tiene una superficie construída incluida zonas comunes de setenta y tres metros cuarenta y cinco decímetros cuadrados y útiles de cincuenta y siete metros veinte decímetros cuadrados. Se compone de pasillo, salón comedor, dos dormitorios, cocina, baño, aseo, terraza y tendedero y, además, una plaza de garaje.

El País (27.05.2008)

Sé el primero en comentar en «Un piso por cinco euros»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »