Andorra se inquieta ante la amenaza alemana contra los paraísos fiscales

Mapa y bandera de AndorraSecuelas del escándalo de Liechtenstein

El país pirenaico acelera la negociación para salir de la lista negra de la OCDE

Cinta Audí | Andorra la Vella. Servicio Especial | 03/03/2008

Las amenazas del Gobierno liderado por la canciller Angela Merkel han hecho mella en Andorra. Tras destaparse un fraude fiscal masivo a través de cuentas secretas hacia Liechtenstein, la ofensiva anunciada por Alemania para luchar contra los paraísos fiscales con la imposición de sanciones contra la opacidad financiera ha puesto a Andorra, de rebote, en el punto de mira.

Las autoridades andorranas, sin embargo, no se encogen frente a la situación y han querido lanzar a los suyos un mensaje tranquilizador. Pese a que existe una evidente preocupación al respecto – y pese a las constantes y directas críticas de la oposición por mantener una situación que considera dañina para la imagen del país-, el mismo jefe de Gobierno del pequeño Estado limítrofe con España, Albert Pintat, ha manifestado la intención firme del principado de abandonar la lista de países con opacidad financiera de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). En este sentido, el responsable del Ejecutivo ha prometido, de nuevo, que Andorra saldrá pronto de la lista negra. La previsión, según han reiterado esta semana tanto Pintat como el ministro andorrano de Finanzas, Ferran Mirapeix, es dejar de ser considerados como paraíso fiscal antes de fin de año.

Hay abierta una negociación con la OCDE para pactar la salida – se espera que antes del verano una delegación del organismo europeo visite el principado para tratar la cuestión-, aunque los términos en que se están desarrollando las conversaciones todavía no se han hecho públicos.

De hecho, se desconoce qué contrapartida deberá asumir el país para dejar de ser considerado una de las ovejas negras de Europa. El Gobierno andorrano promete que se está trabajando en ello "sin prisas pero sin pausas", aunque recuerda que hay un tempo establecido por encima del cual no está dispuesto a pasar. Primero, la reforma en materia fiscal en que está inmerso el Estado, y que incluye el gran caballo de batalla de Printat durante esta legislatura: la aprobación de la ley de Inversiones Extranjeras, después de que el Parlamento ya ha dado el visto bueno a la ley de Sociedades y la ley de Contabilidad de los empresarios. Y después, ya llegarán los compromisos con los estamentos internacionales.

Por ello, desde Andorra defienden que su acuerdo para abandonar el listado de sospechosos, en el que se mantiene únicamente junto a Mónaco y Liechtenstein, tendrá que ser firme. "Queremos ser serios y no comprometernos a nada que después no podamos cumplir", manifestaba esta semana el ministro portavoz del Gobierno.

Aunque el Estado alemán ha lanzado sus dardos contra los países europeos que mantienen opacidad en sus finanzas, la advertencia para Andorra parece ser un tanto más leve. El portavoz de la embajada de Alemania en España y Andorra, Stefan Weckback, afirma en este sentido que, aunque la lucha contra los paraísos fiscales está abierta, el principado no se encuentra en la primera línea de batalla. De momento, aseguran que no existen sospechas ni hay indicios de que se haya evadido capital alemán hacia el pequeño país y consideran, además, que la situación "es diferente". Las autoridades germanas, sin embargo, le recuerdan que todavía se encuentra en la lista de la OCDE y confían en que el principado mueva ficha pronto para abandonarla.

España y Francia también consideran distinta la posición en que se halla Andorra con relación al investigado Liechtenstein. Sus vecinos advierten y subrayan que las situaciones y las características de ambos pequeños estados no son comparables, por lo que no están dispuestos a penalizar fiscalmente al país de los Pirineos.

Las afianzadas buenas relaciones de vecindad, de hecho, se han subrayado esta semana. El jueves pasado, el secretario de Estado para la Unión Europea y representante del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, Alberto Navarro, visitaba Andorra para, entre otros asuntos, defender que la relación entre las dos haciendas "es estupenda". Además, puso de relieve y reconoció el esfuerzo del principado para modernizar a fondo su legislación interna. Por ello se reafirmó en el acuerdo anunciado por el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos: en el momento en que Andorra cumpla con su palabra de reforma fiscal, se firmará el prometido (y esperado) pacto de doble imposición.

La Vanguardia (3.03.2008)

Sé el primero en comentar en «Andorra se inquieta ante la amenaza alemana contra los paraísos fiscales»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »