Políticos Inmorales

Alimentos en un mercado¿Se imaginan lo que supondría, en ciertos países, que el pan subiera más de un 40%, los lácteos más del 20% ó el pollo más del 10%? Se produciría una revuelta pública de dimensiones importantes; la gente, como mínimo, saldría a la calle a manifestarse.

Pues, eso mismo, está sucediendo en España. Lo que algunos han denominado ya "tsunami en los precios alimentarios" (La Vanguardia de 7.09.2007), sin embargo, muy probablemente, no supondrá en nuestro país, ni siquiera, una pequeña manifestación.

Aquí, los políticos nos han "domesticado" hasta el punto de que, una injusticia más nos pasa casi desapercibida. Al fin y al cabo, a la mayoría no es igual pagar un euro que un euro cuarenta céntimos por una barra de pan…

No obstante, sí que habrán colectivos que "sufrirán", como siempre desde que vivimos en la ola del crecimiento económico continuado, esa "mejora" que los datos macroeconómicos nos indican.

Claro que lo sufrirá aquella anciana viuda con una pensión mínima que todos conocemos y que, ahora, a sus penuniarias habituales deberá añadir la de restringir, en su ya menguada cesta de la compra, aquel o este producto de primera necesidad.

Mientras tanto, aquí en nuestra "milenaria" Cataluña, por poner ejemplos cercanos, cronológicamente en el tiempo y en el espacio, nos gastamos 24 millones de euros en difundir nuestra universal cultura en la Feria del libro de Francfort, o,  300.000 euros en montar una fiesta nacional, "de las buenas", para honrar a "la senyera"… además de dar, ¡cómo no!, por los "servicios prestados", sendas medallas de oro macizo a los insignes hombres que precedieron en el cargo a nuestro, igualmente insigne, President de la Generalitat.

Políticos inmorales, de rostro impenetrable, de pensamiento vacío, de hábil verborrea y de manifestación ambigua. Políticos del desimulo, de la media verdad, del mirar a otro sitio, del ande yo caliente… sabed que algo está cambiando.

Un movimiento imparable que viene desde la decencia a despertar el mundo en el que vivimos os va a reventar la poltrona para que, de pronto, caigáis al suelo, volváis a la calle de la que salisteis, haciéndoos recordar, súbitamente, que no sois mas que rastrojo del pasado al que hay que eliminar como se hace con la mala hierba. En eso estamos.

Antonio F. Ordoñez (13.09.2007)
antonioordonez@alternativaciudadana.es

Sé el primero en comentar en «Políticos Inmorales»

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »